XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de libros

Chiste de matrimonios, buenos

Una mujer un día se levanta por la mañana, despierta a su marido y le dice:
- Cariño, cariño!!!!…. he tenido un sueño maravilloso. He soñado que me regalabas un collar de diamantes y esmeraldas por mi cumpleaños. ¿Tú que crees qué querrá decir?
Y el marido le contesta:
- Pues te tendrás que esperar, lo sabrás el día de tu cumpleaños...
Llega el día del cumpleaños tan deseado por la esposa y el marido llega a casa con un paquete en la mano. La mujer, emocionada y sin poder esperar a que se lo de, se lo quita de las manos, rasga nerviosa el papel, abre rápidamente la caja y encuentra un libro titulado:
"El significado de los sueños."

Tags: sueños, libros

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de Jaimito, verdes

Un día Jaimito espió por la rendija de la puerta del cuarto de su hermana y la vio desnuda tocándose y sofocada diciendo ¡Un hombre...!, ¡Un hombre...!.
Al día siguiente vuelve a espiar a su hermana y ve que está haciendo el amor con su novio...
Entonces corre a su cuarto, se desnuda y empieza a tocarse diciendo ¡Quiero una bicicleta...!, ¡Quiero una bicicleta!

Tags: hermanos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, verdes

Una pulga toda bronceada, estaba tomando sol en la playa, cuando se acerca una pulga amiga toda muerta de frío.
- ¿Qué te ha pasado, por qué vienes muerta de frío?
- Te cuento: Como quería venir a la playa, me subí en el bigote de un motociclista, venía a 200 kms./h., y me hizo pasar un frío terrible.
- ¡Pero tienes que hacer como yo! Te escondes en el baño de mujeres, y cuando entre una, te subes a su ropa
interior, te acomodas y viajarás calentita y segura
todo el tiempo.
El fin de semana siguiente, se vuelven a encontrar las pulguitas en la playa:
- Una pulga toda bronceada y la otra muerta de frío:
- ¿No hiciste lo que te recomendé?
- Claro que sí. Me fui al baño de mujeres, una joven se bajó la ropa interior. Me subí, me acomodé como tú dijiste y como me sentí calentita me quedé dormida.
- ¿Y entonces que te pasó?
- No sé, cuando me desperté, estaba otra vez en el bigote del motociclista viajando a 200 kms./h...

Tags: motoristas, pulgas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+