XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de liebre

Otros chistes

Chiste de animales

Esto es un partido de fútbol, en el que juegan los leones contra el resto de los animales de la selva...
En la primera parte van ganando los feroces leones por 12 goles a 0.
Pero en la segunda parte, se incorpora el ciempiés y les mete 100 goles a los temibles leones.
Al terminar el partido se acerca uno delos leones y le dice al ciempiés:
-Menos mal que no has salido en la primera parte, que si no …
- Tengo una duda, siendo tan bueno…… ¿Cómo es que no has salido en la primera parte?
Y le contesta el ciempiés:
- Porque, me estaba atando las botas.

Tags: ciempiés, botas, futbol

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de médicos, animales

Va un loco paseando por el psiquiátrico con una piedra atada a una cuerda. En esto que se le acerca el director del centro, que ya estaba harto de tanto loco, y le pregunta:
- Que, paseando al perrito, ¿no?
- Pero que perrito, no se da cuenta de que es una piedra?
- Muy bien, muy bien, para que vea que nosotros somos sensibles a las mejoras de nuestros pacientes le voy a dejar en libertad. Total que sale el loco a la calle con su piedra y vuelve la cabeza y dice:
- Ves lo que te dije, jimmy, si no ladrabas les engañaríamos!!!

Tags: locos, psiquiátricos, perros

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de religión

Un buen día están jugando al golf Moisés, Jesucristo y un hombre mayor. A esto que coge Moisés se prepara y paff, la bola directa al agua. Toda la gente oooh! y dice Moisés:
- No pasa nada. Coge el palo, lo hinca en el suelo y se separan las aguas le pega de nuevo a la bola y directa al hoyo...la gente se volvió loca.
A esto que llega Jesucristo se prepara y paff, la bola otra vez al agua, pero esta vez queda flotando coge Jesucristo empieza a andar por el agua le pega a la bola y al hoyo.
Ahora le toca al anciano, le pega y la bola directa al agua, pero justo antes de llegar sale un pez, se come la bola y antes de que caiga el pez al agua aparece una gaviota que se come al pez. A la gaviota le cae un rayo, se cae al suelo abre el pico sale la bola y se cuela en el hoyo...a esto que dice Jesucristo:
- Mira papá si empiezas con chulerías yo no juego

Tags: Jesús, deportes, Dios, Moisés, golf

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de malos

Un judío en su lecho de muerte:
- María, María... ¿Donde estás, esposa querida, dónde estás?
- Aquí estoy, esposo mío... a tu lado.
- ¿Y mi hija Jacobo? ¿Dónde está?
- Aquí estoy, padre... a su lado.
- ¿Y mi hija Leyla? ¿Dónde está?
- Aquí estoy, padre, a su lado.
- ¿Y mi hijo Isaías? ¿Dónde está?
- Aquí estoy, padre... a su lado.
- Pero bueno, ¿quién carajo está atendiendo el negocio entonces?

Tags: muertes, famílias

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de ancianos, largos, verdes

Un tipo de 47 años muy preocupado por parecer joven decide hacerse un estiramiento de cara. Una vez hecha la cirugía, el tipo sale muy contento de la clínica con su cara nueva. Se detiene en un puesto de diarios compra uno y le pregunta al vendedor: "Dígame amigo, quisiera que me conteste una pregunta: ¿Cuántos años cree que tengo?"
El quiosquero le dice: "No sé... unos 32".
Contento de la vida, el tipo le dice: "En realidad tengo 47 años".
Luego este buen señor entra a un McDonalds, pide una hamburguesa y le pregunta lo mismo al cajero.
El cajero le dice: "Yo le calculo unos 29 años".
El hombre, cada vez más contento, le dice: "No, tengo 47".
Luego toma el autobús para volver a su casa, y se sienta al lado de una anciana.
Una vez más, el tipo hace la pregunta: "Discúlpeme, señora, ¿cuántos años piensa usted que tengo?"
La viejita lo miró pensativa con su cara llena de arrugas, y le contestó: "Mire, hijito, yo ya tengo 85 años y no veo bien. Sin embargo, cuando era joven yo tenía un método para adivinar la edad de los hombres; les metía la mano en los calzoncillos y les decía la edad correcta".
El hombre dudó un poco, pero viendo que no había nadie en el autobús pensó: "Bueno, probemos, total...", y acto seguido le dice a la viejita que comience con su tarea.La viejita le mete la mano y le manosea los testículos al tipo. Al cabo de diez minutos exactos, la señora dice: "Usted tiene 47 años".
El tipo, asombradísimo exclama: "Pero esto es increíble, ¿dígame... cómo lo hace?"
Y la anciana le contesta: "Je, je, je,... Es que yo estaba detrás suyo en la cola del McDonalds...".

Tags: clínicas, edad, viejas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+