XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de lluvia

Chiste de matrimonios, infidelidad

Hoy me levanté temprano, me puse los calzoncillos largos, me vestí con calma, me tomé un café, agarré mis cañas de pescar, me fui silenciosamente al garaje, puse las cañas en el maletero del coche y procedí a sacarlo del garaje bajo una lluvia torrencial.
Estaba toda la calle inundada y el viento gélido soplaba a una fuerza sobrenatural.
Sin lugar a dudas, no era un buen día para salir a pescar. Por lo que decidí volver a guardar el coche en el garaje, puse la radio y me enteré de que el mal tiempo iba a durar todo el día.
Entré de nuevo en mi casa, me desvestí silenciosamente y me deslicé dentro de la cama. Despacito me acurruqué contra la espalda de mi mujer, puse mis manos en sus pechos y le susurré al oído:
- El tiempo afuera está horrible.
Ella me contestó medio dormida:
- Ya lo sé. ¿Te puedes creer que el gilipollas de mi marido se fue hoy pescar?

Tags: pesca, lluvia

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de cortos, buenos, animales

Un señor visita el zoo y ve como un hombre llora sentado en el suelo.
- ¿Qué le pasa a usted?
- Que se ha muerto el elefante...
El señor conmovido dice:
- Ah claro...lo quería usted mucho ¿no? Es que a los animalitos se les toma mucho cariño...
- No!! – interrumpe – Es que soy yo el que tiene que abrir el hoyo para enterrarlo!!

Tags: zoológicos, elefantes

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de niños

En una feria, un hombre se topa con la tienda de campaña de una adivina. Pensando en pasar un buen rato, entra en ella y se sienta.
- Puedo ver que es padre de dos niños, dice la vidente, mirando su bola de cristal.
- ¡Ajá! Eso es lo que usted cree, dice el hombre con desdén. Soy padre de tres.
- ¡Ajá! - dice la adivina-. Eso es lo que usted cree!!!

Tags: adivinos, bastardos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de profesiones, niños, largos, buenos

Una madre que estaba comiendo con su hijo de 10 años en un restaurante
Al pagar deja una propina y en un descuido el niño se mete un euro en la boca y se atraganta
En eso la madre empieza darle palmadas en la espalda, golpes y demás pero el niño no la escupe y entra en momentos de asfixia, lo cual la madre empieza a gritar pidiendo auxilio !!
En esto un señor que también comía allí, se levanta todo tranquilo, sin mediar palabra todo con tranquilidad llega hasta el niño , le baja los pantalones y le aprieta los testículos con fuerza, dándole un tirón hacia abajo con bastante violencia ,
El pobre chico ante el dolor inaguantable expulsa la moneda
El hombre vuelve a su mesa con la misma parsimonia que había llegado
Al cabo de unos minutos se acerca la madre para darle las gracias al señor y le pregunta es
- ¿Usted medico?
- NO - responde el caballero - SOY FUNCIONARIO DE HACIENDA experto en tocar los cojones hasta sacar la última moneda.

Tags: hacienda, funcionarios, monedas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de verdes, buenos, matrimonios, médicos

- Verá doctor, tengo un problema. Cuando hago el amor con mi mujer, me da la impresión de que no siente nada. Algunas veces incluso se duerme.
- Eso tiene una explicación científica. Algunas mujeres en estado de excitación se acaloran tanto que les es imposible sentir nada. Trate de hacer el amor y abanicarla al mismo tiempo.
- Gracias doctor.
Y esa noche así lo hizo. Pero cuando atendía al abanico no atendía a lo otro. Así que contrató a un negro para que abanicase a su señora.
- Venga, negro, abanica. ¿Sientes ahora Maruja?.
- No, nada.
- ¡Más fuerte negro! ¿Y ahora, Maruja?
- Nada, nada.
- Negro, trae el abanico y ponte tú.
El negro se situa encima de Maruja y el marido abanicaba.
- ¿Y ahora Maruja? ¿Sientes?
- Siiiiiiií, siiiiiiiiiií, ahora siiiiiiií!
- ¿Ves negro? ¡No sabes ni abanicar!

Tags: negros, doctores

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+