XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de lobos

Chiste de malos, animales

Caperucita Roja fue a visitar a su abuelita sin saber que el lobo ya había dado buena cuenta de ella...
- Abuelita, qué ojos tan grandes tienes.
- Es para verte mejor.
Nuevamente, Caperucita mira a su abuelita y dice:
- Abuelita, qué orejas tan grandes tienes.
- Es para escucharte mejor.
Caperucita vuelve a insistir:
- Abuelita, qué nariz tan grande tienes.
- Es para olerte mejor.
Caperucita vuelve a la carga:
- Abuelita, qué boca tan grande tienes.
- ¬ŅA qu√© viniste?, ¬Ņa visitarme o a criticarme?

Tags: cuentos, lobos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, animales

Caperucita se encuentra con el lobo en medio del bosque y le dice:
- Lobo, ¡qué orejas más coloradas tienes!
- Sí...
- Lobo, ¡qué cara más roja tienes!
- Sí...
- Y... ¡qué hinchadas tienes las venas del cuello!
- Sí...
- Lobo, ¡qué abiertos tienes las ojos!
- ¡Siíííííííííííí!
- Lobo, ¡qué apretados tienes los dientes!
- Caperucita, ¬Ņ¬Ņ¬Ņpodr√≠as irte y dejarme cagar en paz???

Tags: cuentos, lobos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de varios, malos, ancianos, animales

Una vez Caperucita Roja fue a visitar a su abuelita sin saber que a su abuelita se la había comido el lobo, entra a la casa y dice:
- Abuelita, que ojos tan grandes tu tienes.
Y la abuelita dice:
- Es para verte mejor.
Nuevamente, Caperucita mira a su abuelita y dice:
- Abuelita, que orejas tan grandes tu tienes.
Y la abuelita dice:
- Es para escucharte mejor.
Caperucita vuelve a insistir:
- Abuelita, que nariz tan grande tu tienes.
Y la abuelita le dice:
- Es para olerte mejor.
- Abuelita que boca tan grande tu tienes.
Y la abuelita contesta ya cansada de sus preguntas:
- ¬ŅA que has venido, a visitarme o a criticarme?

Tags: lobos, abuelos, abuelas, cuentos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, largos, animales

Va Caperucita Roja cantando por el bosque:
- Soy Caperucita Roja, una ni√Īa muy feliz...

Cuando de pronto ve al lobo y le dice:
- Se√Īor Lobo, !ya lo vi detr√°s de ese √°rbol!.

El lobo sale corriendo y Caperucita contin√ļa su camino cantando su cancioncilla. Despu√©s de unos pasos vuelve a ver al lobo:
- Se√Īor Lobo !ya lo vi de nuevo!, est√° detr√°s de esos matorrales.

El lobo sale corriendo y Caperucita sigue su camino cantando. Poco después se topa de nueva cuenta con el lobo:
- Se√Īor Lobo, !ya lo vi otra vez, detr√°s de esa roca!.

El lobo sale muy enfadado y dice:
¬ŅSer√° posible, es que no se puede cagar tranquilo en este pu√Īetero cuento?

Tags: cuentos, lobos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de buenos, navidad, ni√Īos

Un ni√Īo le pregunta al otro:
- ¬ŅQu√© vas a pedirle a Pap√° Noel este a√Īo?
- Yo voy a pedirle una bicicleta, ¬Ņy t√ļ?
- Yo voy a pedirle un Tampax.
- ¬ŅUn Tampax? ¬ŅY qu√© es un Tampax?
- No lo s√©, pero en la televisi√≥n dicen que puedes ir a la playa todos los d√≠as, correr en bicicleta, ir a caballo, bailar, ir a la discoteca, hacer todo lo que quieras y sin que nadie se d√© cuenta. ¬ŅQue bueno no?

Tags: noel, regalos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos, buenos, internacionales, verdes, infidelidad

Paco , un andaluz de viaje en Japón, se compra un par de gafas de tecnología punta que permiten ver a la gente sin ropa.
Se las pone y ve pasar a una y a otra.
Todas sin ropa. estaba encantado.
Se las pone, sin ropa.
Se las quita, vestidas.
Se las pone, sin ropa.
Se las quita, vestidas.
¬°Por Dios, que maravilla!
Incluso adelanta el viaje de vuelta a casa para ense√Īarle a su mujer la novedad.
En el avión, se siente enloquecido viendo a las azafatas en pelota picada.
Se las pone, sin ropa.
Se las quita, vestidas.
Se las pone, sin ropa.
Se las quita, vestidas.
Cuando llega a casa, y antes de abrir la puerta, se coloca las supergafas, para ver sin ropa a su mujer Luisa .
Abre la puerta y allí está ella, su querida esposa, con Pedro, su mejor amigo.
En el sof√°. ¬°sin ropa!
Se quita las gafas, sin ropa.
Se pone las gafas, sin ropa.
Se las quita... sin ropa.
Se las vuelve a poner... sin ropa.
Y no puede evitar un grito desgarrador:
- ¡Me cagoendiez! ¡¡¡Nuevas y ya no funcionan! ¡¡Chinas tenían que ser!!!!

Tags: chinos, gafas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de religión, verdes

Dos monjas salen del convento, para vender galletitas.
Una de ellas es la Hermana Matemáticas y la otra la Hermana Lógica.
Est√° oscureciendo y ambas est√°n a√ļn muy lejos de su convento.
-Hermana L√≥gica: ‚Äú¬ŅTe has dado cuenta que durante la √ļltima media hora nos viene siguiendo un hombre?‚ÄĚ
-Hermana Matemáticas: “Sí,y me pregunto qué es lo que quiere".
-Hermana L√≥gica: ‚ÄúMuy l√≥gico. Nos quiere violar‚ÄĚ.
-Hermana Matem√°ticas: ‚Äú¬°Oh no!. As√≠ como est√°n las cosas, nos va a alcanzar a lo m√°s tardar en 15 minutos. ¬ŅQu√© podemos hacer?.
-Hermana L√≥gica: ‚ÄúLa √ļnica soluci√≥n l√≥gica para nosotras, es caminar m√°s r√°pido‚ÄĚ.
Ambas monjas aceleran sus pasos
-Hermana Matem√°ticas: ‚ÄúEsto no nos ayuda para nada‚ÄĚ.
-Hermana L√≥gica: ‚ÄúClaro que no ayuda. El hombre reaccion√≥ de manera l√≥gica. Tambi√©n comenz√≥ a caminar m√°s r√°pido‚ÄĚ.
-Hermana Matem√°ticas: ‚Äú¬ŅEntonces, qu√© podemos hacer?. Como est√°n las cosas, nos habr√° alcanzado en un minuto‚ÄĚ.
-Hermana L√≥gica: ‚ÄúLa √ļnica reacci√≥n l√≥gica para nosotras es separarnos. T√ļ te vas por aquel lado y yo me voy por este. No nos puede perseguir a ambas‚ÄĚ.
El hombre decide seguir a la Hermana Lógica.
La Hermana Matem√°ticas llega al convento y est√° muy intranquila, puesto que la Hermana L√≥gica a√ļn no ha llegado.
Finalmente llega también la Hermana Lógica.
-Hermana Matem√°ticas: ‚Äú¬ŅHermana L√≥gica, ¬°Gracias a Dios que has llegado!. Cu√©ntanos lo que ha sucedido‚ÄĚ.
-Hermana L√≥gica: ‚ÄúLa √ļnica cosa l√≥gica que pod√≠a suceder. El hombre no pudo perseguirnos a las dos, de manera que eligi√≥ a una, y se decidi√≥ por mi‚ÄĚ.
-Hermana Matem√°ticas: ‚Äú¬ŅY qu√© sucedi√≥? Por favor, cu√©ntenos‚ÄĚ.
-Hermana L√≥gica: ‚ÄúSucedi√≥ lo l√≥gico. Yo comenc√© a correr tan r√°pido como pude‚ÄĚ.
-Hermana Matem√°ticas: ‚Äú¬ŅY entonces?‚ÄĚ.
-Hermana L√≥gica: ‚ÄúSucedi√≥ lo l√≥gico. El hombre comenz√≥ tambi√©n a correr tan r√°pido como pudo‚ÄĚ.
-Hermana Matem√°ticas: ‚Äú¬ŅY?
-Hermana L√≥gica: ‚ÄúY sucedi√≥ la √ļnica cosa l√≥gica posible. ¬°Me alcanz√≥! ‚Äú.
-Hermana Matem√°ticas: ‚Äú¬°Oh no! ¬ŅY qu√© hiciste entonces?‚ÄĚ.
-Hermana L√≥gica: ‚ÄúLa √ļnica cosa posible que pude hacer, me levant√© el h√°bito‚ÄĚ.
-Hermana Matem√°ticas: ‚Äú¬°Oh hermana! ¬ŅY qu√© hizo el hombre?‚ÄĚ.
-Hermana L√≥gica: ‚ÄúEl hombre hizo lo l√≥gico. Se baj√≥ los pantalones‚ÄĚ.
-Hermana Matem√°ticas: ‚ÄúOh no! ¬ŅY qu√© sucedi√≥ luego? ‚Äú.
-Hermana L√≥gica: ‚Äú¬°Lo l√≥gico hermana!. Una monja que se ha levantado el h√°bito, puede correr m√°s r√°pido que un hombre que se ha bajado los pantalones‚ÄĚ.
‚Ķ‚Ķ¬ŅY t√ļ pensabas que iba a ser otra historia? ‚Ķ‚Ķ‚Ķ

Tags: monjas, lógica, matemáticas, hermanas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+