XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de lobos

Chiste de malos, animales

Caperucita Roja fue a visitar a su abuelita sin saber que el lobo ya había dado buena cuenta de ella...
- Abuelita, qué ojos tan grandes tienes.
- Es para verte mejor.
Nuevamente, Caperucita mira a su abuelita y dice:
- Abuelita, qué orejas tan grandes tienes.
- Es para escucharte mejor.
Caperucita vuelve a insistir:
- Abuelita, qué nariz tan grande tienes.
- Es para olerte mejor.
Caperucita vuelve a la carga:
- Abuelita, qué boca tan grande tienes.
- ¬ŅA qu√© viniste?, ¬Ņa visitarme o a criticarme?

Tags: cuentos, lobos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, animales

Caperucita se encuentra con el lobo en medio del bosque y le dice:
- Lobo, ¡qué orejas más coloradas tienes!
- Sí...
- Lobo, ¡qué cara más roja tienes!
- Sí...
- Y... ¡qué hinchadas tienes las venas del cuello!
- Sí...
- Lobo, ¡qué abiertos tienes las ojos!
- ¡Siíííííííííííí!
- Lobo, ¡qué apretados tienes los dientes!
- Caperucita, ¬Ņ¬Ņ¬Ņpodr√≠as irte y dejarme cagar en paz???

Tags: cuentos, lobos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de varios, malos, ancianos, animales

Una vez Caperucita Roja fue a visitar a su abuelita sin saber que a su abuelita se la había comido el lobo, entra a la casa y dice:
- Abuelita, que ojos tan grandes tu tienes.
Y la abuelita dice:
- Es para verte mejor.
Nuevamente, Caperucita mira a su abuelita y dice:
- Abuelita, que orejas tan grandes tu tienes.
Y la abuelita dice:
- Es para escucharte mejor.
Caperucita vuelve a insistir:
- Abuelita, que nariz tan grande tu tienes.
Y la abuelita le dice:
- Es para olerte mejor.
- Abuelita que boca tan grande tu tienes.
Y la abuelita contesta ya cansada de sus preguntas:
- ¬ŅA que has venido, a visitarme o a criticarme?

Tags: lobos, abuelos, abuelas, cuentos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, largos, animales

Va Caperucita Roja cantando por el bosque:
- Soy Caperucita Roja, una ni√Īa muy feliz...

Cuando de pronto ve al lobo y le dice:
- Se√Īor Lobo, !ya lo vi detr√°s de ese √°rbol!.

El lobo sale corriendo y Caperucita contin√ļa su camino cantando su cancioncilla. Despu√©s de unos pasos vuelve a ver al lobo:
- Se√Īor Lobo !ya lo vi de nuevo!, est√° detr√°s de esos matorrales.

El lobo sale corriendo y Caperucita sigue su camino cantando. Poco después se topa de nueva cuenta con el lobo:
- Se√Īor Lobo, !ya lo vi otra vez, detr√°s de esa roca!.

El lobo sale muy enfadado y dice:
¬ŅSer√° posible, es que no se puede cagar tranquilo en este pu√Īetero cuento?

Tags: cuentos, lobos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de

Un matrimonio ten√≠a dos ni√Īos peque√Īos, de 8 y 10 a√Īos de edad, quienes eran extremadamente traviesos. Siempre estaban meti√©ndose en problemas y sus padres sab√≠an que si alguna travesura ocurr√≠a en su pueblo sus hijos estaban seguramente involucrados.
La mam√° de los ni√Īos escuch√≥ que el sacerdote del pueblo hab√≠a tenido mucho √©xito disciplinando ni√Īos, as√≠ que le pidi√≥ que hablara con sus hijos. El sacerdote acept√≥ pero pidi√≥ verlos de forma separada, as√≠ que la mam√° envi√≥ primero al ni√Īo m√°s peque√Īo.
El sacerdote era un hombre enorme con una voz muy profunda, sent√≥ al ni√Īo frente a √©l y le pregunt√≥ gravemente:
- ¬ŅD√≥nde est√° Dios?
El ni√Īo se qued√≥ boquiabierto pero no respondi√≥, s√≥lo se qued√≥ sentado.
Así que el sacerdote repitió la pregunta en un tono todavía más grave:
- ¬ŅD√≥nde est√° Dios?
De nuevo el ni√Īo no contest√≥.
Entonces el sacerdote subi√≥ de tono su voz, a√ļn m√°s, agit√≥ su dedo frente a la cara del ni√Īo, y grit√≥:
- ¬ŅD√≥nde est√° Dios?
El ni√Īo sali√≥ gritando del cuarto, corri√≥ hasta su casa y se escondi√≥ en su habitaci√≥n.
Cuando su hermano lo encontró encerrado en su habitación le preguntó:
- ¬ŅQu√© pas√≥?
El hermano peque√Īo sin aliento le contest√≥:
- ¬°Ahora si que estamos en graves problemas hermano, han secuestrado a Dios y creen que nosotros lo tenemos!

Tags: secuestros, Dios

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de profesores, buenos

Llega un nuevo profesor a la universidad, trajeado y vistoso, a impartir un curso de fisica fundamental. Desde la tarima popone a sus alumnos el siguiente problema:
- Teniendo en cuenta el volumen que ocupan ustedes (yo no, que para eso soy catedrático), la velocidad del rayo lumínico solar, la aberración del polvo desplazado por la tiza y las vibraciones emitidas por mis cuerdas vocales, calculen la edad que tengo.
Todos los alumnos tiemblan ante el problema, excepto uno que levanta la mano y dice de inmediato: "cuarenta y cuatro".
El catedr√°tico se sorprende y pregunta:
- Y usted, ¬Ņc√≥mo lo sabe?
- Muy f√°cil. Tengo un hermano que tiene 22 y es medio gilipollas.

Tags: físicos, locos, catedráticos, universitarios

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de cortos, malos, ancianos, amigos

Pepe y Manolo son dos amigos de la tercera edad que se veían en el parque todos los días para alimentar a las palomas, observar a las ardillas, discutir los problemas del mundo, etc. Pero un día Pepe no llegó.
Manolo no se preocupó mucho pensando que quizá estuvo resfriado o algo parecido. Pero después de una semana, Manolo realmente se preocupó, no sabía dónde vivía Pepe, por lo que no podía averiguar qué le había pasado.
Pasado un mes, Manolo fue al parque y sorpresa; allí estaba Pepe.
Manolo se alegró tanto de verlo que le dijo:
Por lo que más quieras Pepe, dime qué te pasó.
Pepe le contestó: He estado en la cárcel.
¬ŅEn la c√°rcel?, replic√≥ Manolo. ¬ŅQu√© te pas√≥?
Bueno, dijo Pepe, ¬Ņconoces a Angelines, la linda camarera rubia de la cafeter√≠a donde voy a menudo?
Claro, dijo Manolo... la recuerdo. ¬ŅQu√© pasa con ella?
Bueno, un d√≠a me demand√≥ por violaci√≥n. A mis 87 a√Īos, yo estaba tan orgulloso que... cuando fui al juzgado, me declar√© culpable.
... Y el maldito Juez me condenó a 30 días de cárcel por mentiroso.

Tags: viejos, jueces

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+