XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de látigos

Chiste de largos, buenos, religión

Llegan tres hombres al infierno: un americano, un hindú y un español. El diablo les dice:

-Les daré una oportunidad de ir al cielo. Aquel que aguante tres latigazos míos se podrá ir. Antes de los latigazos podrán ponerse lo que quieran en la espalda, ¡a ver si los aguantan!

Los hombres aceptan. Primero va el americano, coge una enorme piedra y el diablo, al primer latigazo, la rompe. El americano grita desesperado:

-¡Vale!¡Vale!¡Me quedo!

Después le toca al hindú, que se arrodilla sin ponerse nada. Dice el diablo asombrado:

-¡Éste si que tiene dos cojones! ¿No te vas a poner nada en la espalda?
-No, ¡sólo necesito meditación!
-Bueno, como quieras...

Da el primer latigazo y el hindú sólo gime un poco, el segundo latigazo y el hindú tranquilo, da el tercero y el hindú fresco como una lechuga. El diablo le dice:

-Bueno, lo prometido es deuda, te puedes ir al cielo.
-Sí...-dice el hindú- pero antes quiero ver al español, que siempre gana en los chistes... Quiero ver con qué mariconada sale...

El español se arrodilla y tampoco se pone nada, a lo que el diablo dice:

-¿Tú tampoco te pones nada?
-¿Puedo ponerme lo que quiera?
-¡Lo que quieras!
-¡A ver, hindú cabrón, VEN AQUÍ!

Tags: infierno, látigos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de borrachos

Llega un borracho a un velatorio con una caja de herramientas, se acerca al cajón y ve a la viuda, que le acomodaba la peluca a cada rato al difunto, se compadece, y le dice:
- Salga un momento y yo le arreglo el problema.
A los 10 minutos llama a los parientes. Se acercan y ven con asombro que no se le movía para nada el peluquín. Se dirigen al hombre y le dice la viuda:
- ¡¡Muchas gracias!! ¿cuánto le debo por este favor?
Y él le contesta:
- No es nada señora, por 4 clavos locos, ¿qué le voy a cobrar?

Tags: funerales, clavos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de malos

Un hombre baja del tren con el rostro verde. Un amigo le pregunta qué le ha pasado.
- Me he mareado, responde el viajero. Me pongo malísimo cuando viajo de espaldas a la locomotora.
- Pero ¿por qué no le has pedido al viajero sentado enfrente que te cambiase el sitio?. La gente siempre se muestra muy amable en estos casos.
- Ya lo he pensado, reconoce el viajero, pero es que no había nadie sentado delante.

Tags: absurdos, trenes

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de verdes, buenos

Un niño va por la calle con su madre y oye 3 palabrotas: zorras,capullos y pasar por la piedra.
Y el niño le pregunta a su madre:
-Mama,mama ¿que significa zorras?
-Significa jamón hijo.-responde la madre.
-¿Y capullos?-vuelve a preguntar el hijo.
-Significa invitados hijo.-Vuelve a responder la madre.
-Ah vale mamá.¿Pero y pasar por la piedra?.-Pregunta el hijo con más interés.
-Hijo eso significa doblar ropa.
-Ah,gracias mamá.-Agradeció el hijo a su madre.
Al día siguiente llegaron unos invitados a su casa.
-Hola niño tu debes de ser el hijo ¿verdad?.-Pregunto una de las invitadas.
-Hola capullos pues si yo soy el hijo.-Respondió el niño.
-¿Que hay en la cocina?-Volvió a preguntar la misma señora un poco extrañada.
-Hay zorras señora,a mi padre le encanta.-respondió el niño.
-¿Donde están tus padres?-Preguntó la misma invitada.
-Están en la mesa pasando por la piedra.-Respondió el niño unos segundos antes de que los invitados se fueran corriendo.

Tags: padres, invitados, jamón

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de varios, buenos

Dos locos en un manicomio están de charla:
- Oye, ¿qué tal si nos escapamos del manicomio?
Al día siguiente los dos se visten de caramelos con papel celofán. Entonces, cuando iban caminando por el patio del manicomio el guardia los ve y les pregunta:
- ¿A dónde van ustedes dos?
Y uno de ellos le responde:
- Solamente andamos caminando por aquí.
El guardia les vuelve a preguntar:
- ¿Y vestidos de caramelos?
Y el otro le responde:
- Sí.
El guardia les dice:
- Usted es un "demente".
Y loco le responde:
- Sí, yo soy demente, y él es de "chocolete".

Tags: locos, manicomios, guardias

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de militares

Resulta que un chico de Torrejón de Ardoz llega a su casa un mediodía sin ánimo de comer y sin apetito.
-El padre se lo mira muy serio y preocupado, porque el chico llevada dos meses haciendo el Servicio Militar, y le dice:
- ¡Niñooo! ¿Tan malamente se está en "Paracas"? que vienes desganao, que no duermes apenas, que te pasas las noches en vela y que encima no comes.
- ¡Hombre, papaaaa! Son unas experiencias muy duras. Hay un capitán allí que es muy severo y el hombre cuando estamos a dos mil pies en el helicóptero y está todo el mundo preparado con la mochila para saltar, me ve la cara de miedo, y esta mañana ¿qué te crees que me ha dicho?
- ¡Cuéntame mi arma!, le dice el padre.
- ¡¡¡¡¡O saltas ahora mismo o te violo!!!!!
- ¿Y saltaste? prosigue el padre.
- ¡Oye papaaa!, al principio un poquito.

Tags: mili, padres, hijos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de borrachos, largos, buenos

Un borracho estaba en el bar cuando el camarero decide echarlo porque es hora de cerrar. El hombre se levanta de la silla y se cae de cara al suelo, entonces decide arrastrarse hasta la vereda para tomar un poco de aire. En la vereda intenta levantarse de nuevo pero vuelve a caer golpeándose ahora las narices contra el bordillo. Viendo que no podía caminar, siguió arrastrándose hasta llegar a su casa. Entra en casa y otra vez intenta levantarse sin éxito. Así que llega arrastrando hasta el borde de su cama, apoyándose en la mesita de noche consigue incorporarse pero rápidamente cae de boca en la cama y queda felizmente dormido.
A la mañana siguiente le despiertan los gritos de su esposa:
- Otra vez! Otra vez si vergüenza! Has vuelto a beber otra vez!
El esposo pone cara de inocente y dice:
- No no... yo ya no bebo...
A lo que la mujer interrumpe diciendo:
- No lo niegues, cobarde! Si han llamado esta mañana temprano del bar para decirme que otra vez te olvidaste la silla de ruedas!

Tags: alcohólicos, bares

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+