XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de marineros

Chiste de buenos, largos

Un marinero y un pirata se encuentran en un bar y se empiezan a contar sus aventuras en los mares. El marinero nota que el pirata tiene una pierna de palo, un garfio en la mano y un parche en el ojo y le pregunta al pirata:
- ¬ŅY c√≥mo terminaste con esa pierna de palo?
El pirata le responde:
- Estabamos en medio de una tormenta y una ola me tiró al mar, caí entre un montón de tiburones. Mientras mis amigos me subían un tiburón me arrancó la pierna de un mordisco.
- !Guau! - replic√≥ el marinero. - ¬ŅY qu√© te pas√≥ en la mano, por qu√© tienes ese garfio?
-Bien.... estábamos abordando un barco enemigo y mientras luchábamos con nuestras espadas contra los otros marineros, un enemigo me cortó la mano."
- ¬°Incre√≠ble! - dijo el marinero -¬ŅY qu√© te paso en el ojo?"
- Una paloma que iba pasando y me cayó excremento en el ojo.
- ¬ŅPerdiste el ojo por un excremento de paloma?
- Bueno... es que era mi primer día con el garfio...

Tags: piratas, marineros, tiburones, palomas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de largos, buenos, verdes, matrimonios

Un hombre conoció una linda mujer y decidió casarse con ella inmediatamente.
Ella le dice:
- Pero no sabemos nada uno del otro...
El respondió:
- No hay problema, nos conoceremos con el tiempo.
Ella aceptó.

Se casaron y fueron a pasar la luna de miel en un lujoso apartamento. Cierta ma√Īana, estaban ambos recostados junto a la piscina, cuando √©l se levant√≥, subi√≥ al trampol√≠n de 10 metros realiz√≥ una perfecta demostraci√≥n de todos los saltos que existen y regres√≥ junto a la esposa.
Ella le dice:
- ¡Eso fue increíble!
- Fui campeón olímpico de saltos ornamentales. Te dije que nos conoceríamos con el tiempo- respondió él.
En eso, ella se levanta, entra en la piscina y comienza a nadar, ida y vuelta con impresionante velocidad. Despu√©s de 30 vueltas, sale y se va a recostar junto al marido, sin demostrar ning√ļn cansancio.
El dice:
- Estoy sorprendido!, ¬Ņfuiste nadadora ol√≠mpica?
- No, -explicó la dama- fui puta en Venecia y atendía a domicilio.

Tags: nadar

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+