XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de masturbación

Otros chistes

Chiste de malos

Paco, el jorobado del pueblo, pasea por el campo y de pronto, un estruendo y aparece Lucifer:
- ¡Tú! ¿Qué llevas en la espalda?
- Yo, yo... una joroba.
- Pues ¡¡¡flís, flas!!! ¡Ya no la tienes!
Y con un movimiento de manos la joroba desaparece.
Al día siguiente el jorobado se encuentra con su amigo Pepe, que es cojo.
- Pepe, tienes que creerme. El tipo hizo ¡flis-flas! y
me ha quitado la joroba.
- Bueno, pues voy a ir yo, a ver si me quita la cojera.
Y Pepe va al mismo lugar del campo.
De pronto se oye el estampido y aparece Lucifer:
- ¡Tú! ¿Qué llevas en Ia espalda?
- Yo... ¿En la espalda?... Nada.
- Pues.“ ¡¡¡flis, flas!!! ¡Ahí tienes una joroba!

Tags: jorobados, cojos, satanás, pueblerinos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de vascos, buenos

Dos vascos:
-Oye, Patxi, ¿en el cielo habrá frontón?
-Pues yo creo que sí, Iñaki, porque, si allí todo es perfecto, pues habrá frontón.
-Oye, pues el primero que se muera que se lo diga al otro.
-De acuerdo.
Al cabo de unos años, Patxi se muere y, al día siguiente, Iñaki oye una voz de ultratumba:
-Iñaaaaaki, Iñaaaaki, Iñaaaaaki, soy Patxi.
-¿Qué quieres?
-Que te tengo que dar dos noticias, una buena y otra mala.
-¿La buena?
-Que yo tenía razón, que aquí hay un frontón fantástico, de más de 60 metros de fondo y unas instalaciones alucinantes.
-¿Y la noticia mala?
-Que juegas mañana a las 11:00

Tags: deportes, frontón, deportistas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de borrachos, matrimonios

Harta de que su marido llegue borracho a casa todas las noches,una señora decide darle un buen susto para que escarmiente.
Esa noche, antes de que el marido regrese del bar, se disfraza de demonio y lo espera en silencio en la oscuridad.
Justo en el momento que escucha la llave en la puerta, la esposa se prepara y en cuanto entra el hombre, borracho como siempre, se tira encima de él gritando:
-¡Grrrrrrrrr! ¡He venido a llevarte!
El hombre, tranquilo, responde:
- Da lo mismo... ¡Hace veinte años que vivo con tu hermana!

Tags: diablos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+