XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de matar

Chiste de matrimonios, infidelidad

Una mujer entra en un farmacia y le dice al dependiente:
- Buenos días. Quería comprar arsénico.
- Pero el ars√©nico es muy venenoso, ¬Ņpara qu√© lo quiere usted?
- Para matar a mi marido.
- ¡Pero no puedo vendérselo para eso!
La mujer saca una fotografía de su marido en la cama con la mujer del farmacéutico y se la muestra.
- Disculpe se√Īora, no sab√≠a que tra√≠a usted receta.

Tags: farmaceuticos, arsenico, matar, maridos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de buenos, Jaimito

Durante una clase de moral y buenas maneras, la profesora dice a sus alumnos:
- Miguel, si fueras a cortejar a una joven de buena familia, muy bien educada, durante una cena √≠ntima para dos, y tuvieras necesidad de ir a los servicios, ¬Ņqu√© dir√≠as?
- Espérame un momento, que voy a echar una meadita.
- Eso ser√≠a muy grosero y maleducado por tu parte. Juan, ¬Ņc√≥mo lo dir√≠as t√ļ?
- Perdón, pero tengo que ir a los servicios. Vuelvo enseguida.
- Eso est√° mejor, pero resulta desagradable decir "servicios" durante una comida.
- Y t√ļ, Jaimito, ¬Ņser√≠as capaz de usar tu intelecto, al menos por una vez, para intentar mostrarnos tus buenas maneras?
- Yo diría: "Querida, te pido perdón por ausentarme un momento, pero voy a dar la mano a un íntimo amigo que espero poder presentarte después de la cena" ...

Tags: profesora, cenas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos, buenos, amigos

Estos eran cuatro directivos de empresa, que estaban jugando al golf en el lujoso club local. Al rato de estar jugando, uno de ellos comenta que necesita ir al ba√Īo y les pide que suspendan un par de minutos el partido. Los otros, todos unos caballeros, no ponen inconveniente alguno y aprovechando el breve descanso, se ponen a charlar de sus cosas:

- No es por presumir, pero a mi hijo le esta yendo de cine en el negocio inmobiliario. Ha ganado tanto dinero este a√Īo, que hasta se ha permitido el lujo de regalarle un chalet a uno de sus amigos...

- Pues tampoco es por presumir, pero ya sabeis que mi hijo se ha dedicado al negocio del automóvil. Esta especializado en coches de importación y gana tanto dinero que hasta le regaló un Ferrari a uno de sus amigos...

- Pues deben ser los tiempos, porque el mío tiene una sociedad de Cambio y Bolsa y fijaros si le le estará yendo bien, que hasta le regaló a uno de sus amigos un paquete de acciones de las mejores...

En eso regresa el que se hab√≠a ido apurado en el ba√Īo y los otros tres, antes de reanudar el juego y por educaci√≥n, le preguntan por su hijo:

- Pues la verdad, mal -responde el cuarto directivo- Ya sab√©is que desde peque√Īo me ha salido con tendencias homosexuales: ahora es una loca y trabaja en un sal√≥n de belleza. Pero ha de ser bueno en lo que hace, porque uno de sus novios le ha regalado una casa, otro un Ferrari y otro un paquete de acciones de las m√°s buenas.

Tags: millonarios, golf, gays

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de profesiones, varios, internacionales

Al recorrer el país entero durante un viaje de cacería, un hombre bien vestido de Estocolmo apunta y le dispara a un pato que va volando, pero el ave cae dentro del corral de un granjero, quien la reclama como suya.
- No es suyo el pato, es mío, insiste el cazador.
Como ninguno de los dos cede, el granjero sugiere resolver las cosas a la antigua usanza:
- Con una patada pueblerina.
- ¬ŅUna qu√©?, dice el cazador.
- Yo le pateo tan fuerte como pueda en la entrepierna, le dice el granjero y luego usted hace lo mismo conmigo. El que grite menos tiene derecho a quedarse con el ave.
El hombre de Estocolmo acepta. El granjero toma vuelo y suelta un golpe demoledor en las partes blandas del hombre, quien a√ļlla de dolor y cae al suelo.
- Bien, ahora es mi turno.
- Olvídelo - dice el granjero -. Se puede usted quedar con el pato

Tags: cazadores, granjeros

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, largos, animales

Había una vez un rey que quería ir a pescar. Llamó al meteorólogo real y preguntó por el pronóstico del tiempo para las próximas horas. El meteorólogo le aseguró que no había ninguna posibilidad de lluvia en los próximos días.

Así que el rey fue a pescar con su esposa, la reina. En el camino se encontró con un granjero que iba en su burro. Al ver al rey, el granjero le dijo:
- Su Majestad, debe regresar al palacio de inmediato porque en poco tiempo una gran cantidad de lluvia caer√° en esta zona.

El rey hizo caso omiso confiando en su pronosticador profesional del tiempo. Así que siguió su camino.

Poco tiempo después una lluvia torrencial cayó del cielo. El rey y la reina quedaron totalmente empapados y su séquito se rió al verlos en ese estado tan vergonzoso.

Furioso, el rey regresó al palacio y dio la orden de despedir al profesional. Entonces convocó al granjero y le ofreció el prestigioso y muy bien pagado trabajo de pronosticador real.

Pero el granjero le contestó:
- Su Majestad, no sé nada de previsiones, obtengo mi información de mi asno, si veo las orejas de mi asno caer, significa con certeza que lloverá.

Así que el rey contrató al burro. Y así comenzó la práctica de contratar burros para trabajar en el gobierno y ocupar las posiciones más altas e influyentes.

Tags: reyes, burros, campesinos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+