XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de matemáticas

Chiste de Jaimito, niños, largos, buenos, verdes

- Bueno niños, hoy vamos a tener una prueba diferente. Os voy a escribir un número en la pizarra y vosotros, a través de una canción, tendréis que hacer una suma y darme el resultado escrito en la pizarra. ¿Queda claro? - pregunta la profesora.
- "Sííííííí" - contestan todos.
Jaimito piensa:
- "Se me está poniendo difícil esta situación".
- A ver Luisito, pase usted.
La maestra escribe el número 16 en la pizarra.
- Tienes 10 segundos para contestar, comienza el tiempo
- Señorita, lo tengo: 2 y 2 son 4, 4 y 2 son 6, 6 y 2 son 8 y 8, 16.
- ¡Muy bien! - dice la profesora. Le toca el turno a Jaimito y la profesora con una sonrisota y cara de sobrada piensa: "Ahora sí que te voy a joder", y le escribe el 23 en la pizarra.
A los 9 segundos Jaimito dice:
- Señorita, ¿puedo rapear?
- ¿Rapear? - pregunta la profesora.
Y los demás niños empiezan:
- ¡Que rapee! ¡Que rapee! ¡Que rapee!
- Bien - dice la profesora.
Y comienza Jaimito su melodía...
- La fuckingprofesora me intenta joder ... con una sumatoria que debo resolver. Los dedos de mis manos, los dedos de mis pies, la polla y los cojones... ¡¡¡Suman veintitrés!!!

Tags: matemáticas, música, canciones

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de profesores, buenos

Llega un nuevo profesor a la universidad, trajeado y vistoso, a impartir un curso de fisica fundamental. Desde la tarima popone a sus alumnos el siguiente problema:
- Teniendo en cuenta el volumen que ocupan ustedes (yo no, que para eso soy catedrático), la velocidad del rayo lumínico solar, la aberración del polvo desplazado por la tiza y las vibraciones emitidas por mis cuerdas vocales, calculen la edad que tengo.
Todos los alumnos tiemblan ante el problema, excepto uno que levanta la mano y dice de inmediato: "cuarenta y cuatro".
El catedrático se sorprende y pregunta:
- ¿y usted, cómo lo sabe?
- Muy fácil. Tengo un hermano que tiene 22 y es medio idiota.

Tags: ciencias, matemáticas, física

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de religión, verdes

Dos monjas salen del convento, para vender galletitas.
Una de ellas es la Hermana Matemáticas y la otra la Hermana Lógica.
Está oscureciendo y ambas están aún muy lejos de su convento.
-Hermana Lógica: “¿Te has dado cuenta que durante la última media hora nos viene siguiendo un hombre?”
-Hermana Matemáticas: “Sí,y me pregunto qué es lo que quiere".
-Hermana Lógica: “Muy lógico. Nos quiere violar”.
-Hermana Matemáticas: “¡Oh no!. Así como están las cosas, nos va a alcanzar a lo más tardar en 15 minutos. ¿Qué podemos hacer?.
-Hermana Lógica: “La única solución lógica para nosotras, es caminar más rápido”.
Ambas monjas aceleran sus pasos
-Hermana Matemáticas: “Esto no nos ayuda para nada”.
-Hermana Lógica: “Claro que no ayuda. El hombre reaccionó de manera lógica. También comenzó a caminar más rápido”.
-Hermana Matemáticas: “¿Entonces, qué podemos hacer?. Como están las cosas, nos habrá alcanzado en un minuto”.
-Hermana Lógica: “La única reacción lógica para nosotras es separarnos. Tú te vas por aquel lado y yo me voy por este. No nos puede perseguir a ambas”.
El hombre decide seguir a la Hermana Lógica.
La Hermana Matemáticas llega al convento y está muy intranquila, puesto que la Hermana Lógica aún no ha llegado.
Finalmente llega también la Hermana Lógica.
-Hermana Matemáticas: “¿Hermana Lógica, ¡Gracias a Dios que has llegado!. Cuéntanos lo que ha sucedido”.
-Hermana Lógica: “La única cosa lógica que podía suceder. El hombre no pudo perseguirnos a las dos, de manera que eligió a una, y se decidió por mi”.
-Hermana Matemáticas: “¿Y qué sucedió? Por favor, cuéntenos”.
-Hermana Lógica: “Sucedió lo lógico. Yo comencé a correr tan rápido como pude”.
-Hermana Matemáticas: “¿Y entonces?”.
-Hermana Lógica: “Sucedió lo lógico. El hombre comenzó también a correr tan rápido como pudo”.
-Hermana Matemáticas: “¿Y?
-Hermana Lógica: “Y sucedió la única cosa lógica posible. ¡Me alcanzó! “.
-Hermana Matemáticas: “¡Oh no! ¿Y qué hiciste entonces?”.
-Hermana Lógica: “La única cosa posible que pude hacer, me levanté el hábito”.
-Hermana Matemáticas: “¡Oh hermana! ¿Y qué hizo el hombre?”.
-Hermana Lógica: “El hombre hizo lo lógico. Se bajó los pantalones”.
-Hermana Matemáticas: “Oh no! ¿Y qué sucedió luego? “.
-Hermana Lógica: “¡Lo lógico hermana!. Una monja que se ha levantado el hábito, puede correr más rápido que un hombre que se ha bajado los pantalones”.
……¿Y tú pensabas que iba a ser otra historia? ………

Tags: monjas, lógica, matemáticas, hermanas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de ancianos

En una aldea, le dice una vieja muy gorda a su nieto:
-Hoy cocemos pan. Vete al camino y trae bosta (mierda de vaca) para sellar la puerta del horno, así no se escapará la calor.
El niño se va, poco después viene con la bosta en un caldero, y le pregunta la abuela:
-¿Qué pasaría si la bosta se mezclase con el pan?
-Lo que no mata engorda, chaval, lo que no mata engorda.
-Hoy yo no voy a comer el pan.
¿Por qué?
-Porque tu gordura de comer pan solo no es.

Tags: nietos, panes, hornos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de cortos, malos, animales, matrimonios, borrachos

Un borracho llega a su casa como una cuba... y llama a la puerta de su casa toc..toc..toc... y no le abren, se pone agritar a su mujer:
- ¡Golondrina hip...hip... ábreme la puerta, pichoncita,ábreme hip..hip.., la puerta; gorrioncillo pecho amarillo, ábreme la puerta hip..hip..,!
- En eso su mujer tiernamente le abre la puerta, al verla el
borracho la ve y la dice:
-¿Por qué no me abrías URRACA...?.

Tags: pájaros, maridos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de cortos, malos

Un loco que habitaba en el sexto piso de un edificio tenía desconcertado a un señor porque cada vez que pasaba rumbo a su trabajo, el chiflado le apuntaba
con la mano en forma de pistola y le disparaba desde la ventana.
Llegó el día en que el tipo decide seguirle el juego al loco: apunta con la mano y le dispara al chalado que se asomaba desde la ventana; éste se lleva las manos al pecho, se desploma y cae a la calle.
El hombre, sorprendido, corre a auxiliarlo.
El loco moribundo lo mira y le dice:
- Yo nunca te disparé al cuerpo.

Tags: locos, manicomios

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+