XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de metro

Chiste de buenos, largos, infidelidad

Pasa el metro y ¡Brruuummm!, al suelo el armario!!
Finalmente el técnico le dice a la señora:
- Mire, lo armaré otra vez, me meteré dentro y cuando pase el metro, desde dentro,
veré mejor por dónde está el problema.
Lo arma, se mete dentro y en aquel momento llega el marido de la mujer:
- Cariño, ¡qué armario tan lindo!
Abre la puerta, ve al instalador, y le dice:
- Y usted, ¿qué hace aquí?
- Pues mire, le voy a decir que he venido a acostarme con su mujer, porque si le digo
que estoy acá esperando el metro no me lo va a creer!...

Tags: armario, metro, técnicos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de ancianos, borrachos

Estaba un borracho haciendo autostop, entonces un camionero se detiene y lo monta en el camión.

El borracho empieza a preguntar una por una las funciones de todos los botones que tenía el tablero, pero había un botón que no servía para nada, entonces como el chófer estaba harto por las preguntas del borracho, le dice que ese botón sirve para que cuando él viera a una viejecita aprete ese botón y la atropella.

El borracho queda asombrado pero no dice nada. Al cabo de una hora pasan por un pueblo que pegaba a la carretera que viene cruzando una viejecita, el borracho al verla aprieta desesperadamente el botón y el chófer la esquiva y se escucha un gran golpe, entonces el borracho le dice al chófer:

- Mira, manda a arreglar ese botón porque si no abro la puerta fallamos la vieja.

Tags: autostop, camiones, camioneros, viejas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, largos, matrimonios, infidelidad

Un individuo está trabajando toda su vida para comprarse un seiscientos de segunda mano.
El día que se lo dan llega a casa diciendo:
- Ya lo tenemos María, lo tengo abajo aparcado- salen los dos al balcón y dice - míralo María es el blanco.
Y mientras lo están mirando un individuo les está abriendo la puerta.
- Que nos lo roban María, que nos lo roban
Entran para adentro agarran el armario de la habitación entre los dos, lo sacan al balcón y se lo tiran al tío encima. Lo matan.
Se celebra el juicio y el hombre es condenado a muerte.
Sube al cielo y lo recibe San Pedro:
- Dios os guarde,
- Dios os guarde, también, usted dirá
- Mire Pedro yo estuve trabajando toda mi vida como un
desgraciado para poder comprarme un seiscientos de segunda mano y el día que lo estaba viendo con mi mujer, un sinvergüenza me lo estaba robando, no pude por menos de coger un armario y tirárselo a la cabeza.
- ¡Caray! No te preocupes hijo pasa para adentro.
Al rato, otro que sube para el cielo, lo recibe San Pedro,
- Dios os guarde,
- Dios os guarde también, usted dirá
- Mire Pedro yo estuve trabajando toda la noche y al día siguiente, cuando salí, salí tan cansado que en vez de abrir mi coche, me equivoqué y estaba abriendo otro coche cuando me tiraron un armario en la cabeza
- ¡Caray! Hijo pasa, pasa.
Al rato otro que sube para arriba,
- Dios os guarde
- Dios os guarde, usted dirá
- Mire Pedro, yo me entendía con una casada, ¿sabe?, estábamos los dos en la cama y llamaron a la puerta, y ella me dijo ¡mi marido, métete en el armario! Y ya no recuerdo nada más...

Tags: coches, armarios

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos, buenos

Un hombre está en un bar y le dice al camarero:
- Te apuesto 200 euros que yo orino en el vaso que está a 5 metros sin tirar ninguna gota de orina en el suelo.
- Bueno, le contesta el camarero.
El hombre se la saca y sale la orina, orina la mesa, la barra, el camarero y todo el bar. Lo deja todo perdido...
El hombre riéndose va al fondo del bar y habla con unos jóvenes y trae los 200 euros y se los da al camarero.
El camarero le dice:
- Grandísimo estúpido acabas de perder 200 euros.
Y el hombre le contesta:
- ¿Ves aquellos jóvenes del fondo? Les aposté 500 euros que orinaba en todo el bar y que no solo no te ibas a enojar sinó que además te reirías.

Tags: apuestas, bares

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+