XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de misionero

Chiste de religión

Era un misionero que estaba en plena selva y de repente se encuentra de bruces con un león que estaba muerto de hambre. El misionero se asusta y se pone de rodillas para rezar:
- Padre, infunde a éste león sentimientos cristianos...
Se hace el silencio y al cabo de unos instantes el león se pone de rodillas y dice:
- Padre, bendice éstos alimentos que voy a tomar...

Tags: misionero, león, cristiano, selva

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de largos, buenos, matrimonios

Un tío que va al otorrinolaringólogo, mire doctor vengo porque tengo un problema.
- ¬ŅQue le ocurre?
- Que mi esposa est√° mal de la escucha, no oye muy bien.
- Y ¬Ņdonde est√° su esposa?
- Aquí esta el problema doctor, que no quiere venir, que dice que son manías mías, que yo estoy loco, que ella está bien.
- Pero si no me trae a su esposa ¬Ņc√≥mo quiere que le haga un diagn√≥stico?
- Doctor, piense algo, porque estamos a punto de separarnos y yo la quiero mucho y no desearía perderla.
- Mire..., no s√©,... lo √ļnico que se me ocurre es que cuando usted llegue a casa la llama por su nombre y la va llamando mientras se acerca hasta que ella le oiga y cuando ella le conteste, mide la distancia que hay entre usted y ella y as√≠ podr√© saber el grado de sordera que
padece.
- ¬°Gracias doctor ha salvado usted un matrimonio!
El tío llega a casa y nada más abrir la puerta grita:
AMPARO...
silencio.
Pasa al recibidor y vuelve a gritar: AMPARO.... nada.
Desde el pasillo de nuevo: AMPARO... nada.
Entra en el salón e insiste: AMPARO... silencio total.
Por fin entra en la cocina, la mujer estaba preparando un guiso y se coloca a la espalda de ella, a un palmo del cogote y la grita:
AMPARO
Y ella:
- ¬°Que co√Īo quieres, te he contestado ya cuatro veces, hombre!

Tags: sordos, sordera

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+