XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de morsas

Otros chistes

Chiste de matrimonios, largos, buenos

Una mujer se despierta a las 4 de la ma√Īana y se da cuenta de que su marido no est√° con ella en la cama. Va
hasta la cocina y lo encuentra sentado en silencio, a oscuras, tomando una taza de café.
Enciende la luz y ve como el marido se quita una l√°grima del ojo mientras sigue bebiendo en silencio.
- ¬ŅQu√© te pasa querido? ¬ŅQu√© haces aqu√≠ solo a estas horas de la noche?
El, girando para mirarla, dice:
- ¬ŅTe acuerdas hace 20 a√Īos, cuando comenzamos a salir juntos, que t√ļ tenias 16 a√Īos y yo 20?
- Claro que me acuerdo.
- ¬ŅY te acuerdas cuando tu padre nos encontr√≥... en el asiento de atr√°s de mi coche?
- Si que me acuerdo, responde ella tiernamente acerc√°ndose a el.
- ¬ŅY recuerdas que tu padre me puso la escopeta en el pecho y me dijo que deb√≠a casarme contigo o me
denunciaba y me pasar√≠a 20 a√Īos en la c√°rcel?
- Claro cari√Īo, tambi√©n me acuerdo, Pap√° siempre tan furioso con mis novios !!...¬ŅPero a qu√© viene eso?
Mientras se quita otra l√°grima que le corre por su mejilla y con la voz quebr√°ndose en un lastimero llanto, el
responde:
- Pues bien... hoy... precisamente el d√≠a de hoy... ESTAR√ćA SALIENDO DE LA C√ĀRCEL Y SER√ćA LIBRE !!

Tags: padres, novios, casados

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de políticos

Napoleón Bonaparte durante sus batallas siempre usaba una camisa de color rojo.
Para √©l era importante, porque si era herido, con su camisa roja no se notar√≠a su sangre y sus soldados no dejar√≠an de luchar. Toda una prueba de valor. Doscientos a√Īos mas tarde, Mariano Rajoy utiliza siempre un pantal√≥n marr√≥n.

Tags: Rajoy, Napoleón, camisas, pantalones

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos, buenos

Era el examen final de inglés en la facultad. Como muchos de los exámenes universitarios, su principal objetivo era eliminar a los nuevos estudiantes. El examen duraba dos horas y cada estudiante recibió su correspondiente hoja de examen con las preguntas.
El profesor era muy recto y severo, catedrático a la antigua usanza, y le dijo a toda la clase que si el examen no estaba sobre su mesa después de dos horas exactamente, no se aceptaría, y el estudiante sería suspendido.
Media hora después de empezar el examen, un estudiante entró por la puerta y le pidió una hoja de examen al profesor:
- No va a tener tiempo usted para terminarlo, dijo el profesor al d√°rsela.
- Si que lo terminaré, contestó el estudiante.
Se sentó y empezó a escribir. Después de dos horas, el profesor pidió los exámenes, y todos los estudiantes, en ordenada fila, los entregaron. Todos menos el que había llegado tarde, que continuó escribiendo como si nada pasase.
Despu√©s de otra media hora, este √ļltimo estudiante se acerc√≥ a la mesa donde se encontraba el profesor sentado leyendo un libro. En el instante en que intent√≥ poner su examen encima del mont√≥n, dijo el profesor al alumno:
- Ni lo intente. No puedo aceptar eso. Ha terminado tarde.
El estudiante lo miró furioso e incrédulo.
- ¬ŅSabe qui√©n soy? -le pregunt√≥-.
- No, no tengo ni la menor idea -contestó el profesor en tono de voz sarcástico-.
- ¬ŅSabe qui√©n soy? -pregunt√≥ nuevamente el estudiante, apunt√°ndose a su propio pecho con su dedo, y acerc√°ndose de manera intimidante-.
- No, y no me importa en absoluto -contestó el profesor con un aire de superioridad-
En ese momento, el estudiante cogió rápidamente su examen y lo metió en medio del montón, entre todos los demás.
- ¡Eso es perfecto! -exclamó-.
Y se marchó.

Tags: estudiantes, profesores

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+