XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de moscas

Chiste de animales, matrimonios

Una mujer llega a casa y se encuentra al marido con un matamoscas en la mano.
- ¬ŅQu√© haces?- Le pregunta ella.
√Čl contesta:
- Matando moscas.
- ¬ŅY has matado alguna? - Prosigue la mujer.
- Sí, he matado 5 moscas !3 machos y 2 hembras!. Intrigada por la respuesta, la mujer insiste:
- ¬ŅC√≥mo sabes si son machos o hembras?
Y él le contesta:
- ¡3 estaban en el vaso de cerveza y 2 en el teléfono!

Tags: hombres, mujeres, moscas, sexo

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de Jaimito, verdes, ni√Īos

Va Jaimito a la escuela, y el profesor le dice:
- Jaimito para ma√Īana quiero que me traiga 3 nombre de frutas .
Al acabar la clase el profesor le entrega una carta a Jaimito y le dice: - Entrégasela a tu hermana.
De camino a su casa, Jaimito abre la carta y lee: En el parque a las seis. Cuando llega a casa muy obediente Jaimito le entrega la carta a su hermana y ésta se marcha al parque, Jaimito le pregunta a su madre si puede ir y le dijo que sí. Una vez allí, Jaimito observa como el profesor le tocaba los pechos a su hermana.
Al día siguiente el maestro en la escuela le pregunta a Jaimito:
- Jaimito dígame las tres frutas. Y éste contesta:
- Mire profesor como usted vuelva a tocarle los melones a mi hermana le voy adar una patada en su banana que le van a saltar los kiwis.

Tags: frutas, colegios

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de infidelidad, verdes

Un hombre entra en una tienda de armas y le pide al dependiente que le ense√Īe la mejor mira telesc√≥pica que tenga para su rifle.
- Esta es la mejor del mercado -le dice el dependiente- Tanto, que si mira hacia la cima de aquella monta√Īa podr√° ver en mi casa el nombre del perro en la caseta.
El hombre mira hacia la cima con la mira y empieza a reír.
- ¬ŅDe que se r√≠e? - pregunta el dependiente.
- Es que estoy viendo en el jardín a un hombre desnudo corriendo detrás de una mujer también desnuda.
El dependiente toma la mira, mira hacia su casa y empieza a enrojecer y echar humo por las orejas. Toma dos balas y se las da al hombre diciéndole:
- Vamos a hacer un trato. Le doy estas dos balas y, si acierta con una en la cabeza de mi mujer y con otra en las Bolas del hombre, le regalo la mira telescópica.
El hombre toma el rifle, pone el ojo en la mira y apunta hacia la casa.
Después de un momento de indecisión le dice al vendedor:
- Creo que puedo hacerlo de un solo tiro...

Tags: perros, armas, rifles, dependientes, balas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+