XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de móviles

Otros chistes

Chiste de suegras, buenos

A un hombre se le muere la suegra y se dirige al periódico para publicar el obituario. El hombre entra a la oficina de anuncios y dice:
- Quiero poner un anuncio por la muerte de mi suegrita.
- Muy bien señor, le adelanto que son 10 euros por palabra.
- Murió Josefina.
- Disculpe, creo que no me expliqué bien, son mínimo 5 palabras, o sea 50 euros.
- Pero yo sólo quiero gastar 20 euros.
- Ya le dije que no puede ser, así que si quiere se va un rato y vuelve con las 5 palabras...
El hombre se va molesto y regresa a los 10 minutos y dice:
- Ya se que poner en el anuncio...
- Si, dígame...
- Murió Josefina...
- ¿¿¿Y las otras 3 palabras???
- Vendo Toyota Corolla!!

Tags: anuncios, periódicos, funerales

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, animales

Dos cazadores se encuentran persiguiendo a una presa por el bosque cuando uno de ellos cae al suelo. El hombre parece haberse quedado sin aliento y tiene los ojos vidriosos. Su compañero agarra el teléfono, llama al número de emergencias y dice jadeando:
- ¡Mi amigo está muerto! ¿Qué puedo hacer?
La operadora le dice:
- Tranquilícese, puedo ayudarlo. Primero asegurémonos de que efectivamente está muerto.
Se crea un silencio y a continuación se escucha un disparo. Al volver al teléfono, el amigo dice:
- De acuerdo, y ahora ¿qué?

Tags: cazadores

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de matrimonios, médicos, largos

Un hombre va al otorrino y le dice:
- Mire es que mi mujer se está quedando sorda.
- Ya bueno, y ¿dónde está su mujer?
- No, es que es muy orgullosa y no va a querer venir, pero yo necesito que me dé una solución porque ya no puedo más con ella. Yo la quiero mucho pero esta falta de comunicación me está matando.
- Bueno vale, pues vamos a hacer una cosa. Usted hablele a ella desde una distancia prudencial, y vaya acercándose hasta que ella le conteste. Luego me mide la distancia, me lo dice y ya veo yo el grado de sordera que tiene y ya la puedo ayudar.
Allá que se va el hombre para casa, y nada más entrar grita:
- ¡Amparo!
Nada. Se acerca hasta el recibidor y vuelve a gritar:
- ¡Amparo!
Nada. Entonces ya entra hasta el salón y vuelve a gritar:
- ¡Amparo!
Y nada. Ya desesperado, que piensa que su mujer está sorda como una tapia, se acerca hasta la cocina y allí la ve fregando. Se pone detrás de ella y vuelve a gritarle:
- ¡Amparo!
- ¡¡¡¿¿¿Qué quieres coñoooo, que ya te lo pregunté cuatro veces???!!!

Tags: mujer, sordera, otorrino

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+