XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de nombre

Otros chistes

Chiste de verdes, internacionales

Una madre americana encuentra una lata de cerveza en el bolso de su hija y se pregunta para sí misma:
- ¿Será que mi hija está bebiendo?
Una madre italiana encuentra una caja de cigarrillos en el bolso de su hija y se cuestiona:
- ¿Será que mi hija está fumando?
Una madre gallega encuentra un condón en el bolso de su hija, y se pregunta:
- ¡Dios mío! ¿Será que mi hija tiene pene?

Tags: madres, hijas, cigarrillos, condones, cervezas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos, infidelidad

Manolo se casó con Pilar. Él no lo sabía, pero Pilar había pasado de mano en mano antes de conocerlo. La noche de bodas estuvieron en el hotel del pueblo. Como los lugareños eran muy chismosos se amontonaron junto a la puerta de la habitación de Manolo y Pilar para oír que pasaba.
Lo primero que escucharon fue que Manolo decía:
- Ahora voy a besarte como nadie lo ha hecho, Pilar.
Afuera se corrió el rumor:
- ¡La va a besar! ¡La va a besar!
- Ahora voy a abrazarte como nadie lo ha hecho, Pilar,
- ¡La va a abrazar! ¡La va a abrazar!
- Y ahora voy a hacerte lo que nadie le ha hecho antes, Pilar
- La va a matar! ¡La va a matar!

Tags: bodas, novios

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos

En un lujoso barrio de Madrid, lleno de mansiones, un hombre de aspecto desaliñado llama a una de las casas.
La dueña de casa abre y él le dice:
- Yo ser inmigrante buscando trabajo. Por favor ¿podría
ayudarme?
La señora, que estaba entretenida tomando café con unas amigas, se compadece y le dice:
- Tengo algo que usted puede hacer: tome este bote de pintura verde y de la vuelta a la casa. En la parte trasera encontrará un porche que necesita pintura.
Tres horas más tarde el hombre regresa contento, esperando cobrar una buena propina, y le dice:
- Listo, ya terminé señora. Pero, yo inmigrante de Polonia, conocer bien autos europeos, ese no ser un Porsche sino un Mercedes.

Tags: inmigrantes, coches, pintura, pintores

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+