XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de noticias

Otros chistes

Chiste de animales, largos, buenos

Un hombre baja de su coche y se acerca al criador de cerdos:
- ¬ŅQu√© le da de comer a sus cerdos?
- Pues yo le doy las sobras de la comida, basurillas y otras inmundicias que encuentro por ahí.
- ¡Oiga, que se ha creído, debe pagar una multa de 1 millón de euros por tratar mal a los animales!
El criador se queda todo fastidiado y, al pasar un tiempo, llega otra persona que le pregunta lo mismo, y esta vez dice:
- Yo les doy salmón ahumado, entrecot a la pimienta y un postre de helado y pasas.
- ¬°Oiga! ¬°Soy de la Intermon Oxfam, no sabe que hay hambre en el mundo ¬Ņo qu√©?, debe pagar una multa de 1 mill√≥n por derrochar comida!
El criador ya no sabe que hacer, pasa el tiempo, llega otro tipo y le pregunta otra vez qué comida le da a los cerdos, y dice:
- ¬°Mire, yo les doy 50 ‚ā¨ a cada uno y que se compren lo que quieran!

Tags: cerdos, granjeros, granjas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de verdes, infidelidad, matrimonios

Una mujer est√° en la cama con su amante cuando oye al marido llegar y dice al amante:
- Vamos, de prisa, quédate parado alli en la esquina.
R√°pidamente, ella cubre el cuerpo del amante con aceite y lo salpica con talco por encima y le dice:
- No te muevas hasta que yo te diga, finge que eres una estatua, yo vi una igualita en casa de los Almeida.
En eso, el marido entra y pregunta:
‚Äď ¬ŅQue es √©sto?
Ella, fingiendo naturalidad contesta:
- ¬ŅEso? ah, es s√≥lo una estatua. Los Almeida colocaron una en el cuarto de ellos y me gust√≥ tanto que compre una igual.
Y no se habló más de la estatua. A las dos de la madrugada, la mujer está durmiendo y el marido todavía está viendo TV. De repente, el marido se levanta, camina hasta la cocina, prepara un sandwich, agarra una lata de cerveza y va para el cuarto.
Alli, se dirige a la estatua y le dice:
- Toma cabrón, come y bebe algo, yo me quede dos dias parado como idiota en el cuarto de los Almeida y ni un vaso de agua me ofrecieron.

Tags: estatua

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+