XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de nueras

Otros chistes

Chiste de animales, amigos, malos

Se encuentran dos amigos y uno le dice a otro:
- ¬ŅQu√© tal el safari de leones?
- Muy ajetreado oye, te cuento:
- Iba por la sabana cuando de pronto camuflado entre los matorrales aparece un enorme león macho. Saco el rifle y disparo pero con el nerviosismo fallo el tiro, lo intento por segunda vez y se me encasquilla, decido soltar el rifle y salgo corriendo.
El otro le dice:
- Y el le√≥n ¬Ņqu√© hacia?
- ¡Me seguía!
- Veo cerca un peque√Īo barranco me tiro por √©l y caigo a un r√≠o.
- ¬ŅY el le√≥n que hac√≠a?
- ¡Me seguía!
- Veo un árbol inclinado y pienso me subiré por él.
- ¬ŅY el le√≥n que hac√≠a?
- ¡Me seguía!
- Veo de lejos una choza me encamino a ella.
- ¬ŅY el le√≥n que hac√≠a?
- ¬°Co√Īo! Te preocupas m√°s del le√≥n que de m√≠.

Tags: rifles, leones

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de Lepe, buenos, animales

Unos de Lepe van a comprarse unos zapatos a una tienda. Se interesan por el precio de unos que les gustan y cuando les contestan que cuestan 200 euros, comentan con el dependiente.
- ¬ŅPero qu√© tienen de especial?
- Se√Īor es que estos zapatos son de cocodrilo.
Deciden ir al Nilo a cazarlos. Extenuados, cuando ya llevan cerca de dos mil cocodrilos cazados, comentan:
- Cazamos un par de ellos m√°s y como no tengan tampoco zapatos, lo dejamos, ¬Ņno?.

Tags: cocodrilos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de cortos, malos

Un loco que habitaba en el sexto piso de un edificio ten√≠a desconcertado a un se√Īor porque cada vez que pasaba rumbo a su trabajo, el chiflado le apuntaba
con la mano en forma de pistola y le disparaba desde la ventana.
Llegó el día en que el tipo decide seguirle el juego al loco: apunta con la mano y le dispara al chalado que se asomaba desde la ventana; éste se lleva las manos al pecho, se desploma y cae a la calle.
El hombre, sorprendido, corre a auxiliarlo.
El loco moribundo lo mira y le dice:
- Yo nunca te disparé al cuerpo.

Tags: locos, manicomios

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+