XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de números

Chiste de largos, buenos, funcionarios

Es preciso cubrir una plaza de conserje en una institución. Al encargado de seleccionar al candidato, le sugieren que haga un examen fácil de acuerdo con el perfil del puesto. Se le ocurre como primera pregunta que le cuenten del 1 al 10.
Llega el primer candidato y le recita:
- Uno, tres, cinco, siete, nueve, ...
- Un momento, ¿cómo me dice los impares?.
- Bueno es que yo antes fui cartero comercial y ya sabe como las casas van de pares e impares pues...
- Nada, nada que entre en siguiente.
El siguiente empieza su retahíla:
- Diez, nueve, ocho, siete, seis, cinco, ...
- Pare, pare, ¿usted cuenta siempre así?.
- Es que verá yo he sido durante mucho tiempo, quien daba la salida en carreras contrarreloj y se me ha quedado este defecto.
- El siguiente, por favor.
- Un momento, antes de empezar, ¿podría decirme que trabajo tenía usted antes?.
- Yo era funcionario, le contesta el candidato.
- Bien, empiece.
- Uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, sota caballo y rey.

Tags: números

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de ancianos, matrimonios

Una noche una pareja de mayorcitos estaba acostada en su cama.
El marido se estaba quedando dormido, pero su mujer se sentía romántica y quería conversar.
Le dijo: “Cuando me enamorabas, me cogías de la mano...”
.. De mala gana, el marido se dio media vuelta, le cogió la mano por unos segundos y luego trató de dormirse otra vez.
Ella le dijo nuevamente: “Entonces me besabas...”
Algo molesto, se dio media vuelta otra vez y le dio un ligero beso en la mejilla y luego se acomodó para dormirse.
A los treinta segundos, ella le dijo: “Luego tú me mordías en el cuello...”
Molesto, el marido tiró la ropa de cama y se levantó.
“¿A dónde vas ahora?”, le preguntó ella.
“¡¡¡Joder, a buscar los dientes…!!!”

Tags: besos, maridos, camas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+