XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de obejas

Chiste de largos, buenos

Estaba un hombre dando de pastar a su reba√Īo de ovejas, cuando de repente aparece por el inh√≥spito camino una camioneta Navigator 4x4 full equipated y reluciente. Se detiene frente al viejito y se baja un chaval de no m√°s de 30 a√Īos. Traje negro, camisa blanca "Hugo Boss" y zapatos "DKNY" se acerca al viejo y le dice:
- Se√Īor si yo le adivino cu√°ntas ovejas tiene ud. en su reba√Īo, me regala una?
El viejo responde con algo de asombro:
- Sí, cómo no.
Entonces el joven vuelve a su 4x4 y saca un Mac Book Pro se conecta a la Red de Redes, baja una base de datos de 300 TB. Entra a una p√°gina de la NASA, mediante un sat√©lite identifica la zona exacta de donde est√° el reba√Īo, calcula el promedio hist√≥rico del tama√Īo de una oveja tipo "Merino" mediante una tabla din√°mica de Excel y, con la ejecuci√≥n de algunas Macros personalizadas en Visual Basic, logra completar el diagrama de flujo. Luego de tres horas le responde al viejo...
- Usted tiene 1347 ovejas, 256 machos y 1091 son hembras y 4 pueden estar embarazadas
El viejo asintió y le dijo que efectivamente, así era, y que se podía llevar una oveja. El joven tomó una y la cargó en su 4x4. y estaba por irse, cuando el viejo lo detuvo y le preguntó:
- Disculpe, pero si yo llegase a adivinar cu√°l es su profesi√≥n, ¬ŅUd me devuelve mi oveja?
El joven le dijo sonriente:
- Seguro, hombre, dijo mientras abría la puerta de su camioneta para marcharse.
El viejo entonces contestó:
- Usted es Comercial de telefonica
El joven, sorprendido completamente, dijo:
- ¬°Exacto! ¬ŅC√≥mo se dio cuenta?
El viejo le respondió:
- Por 4 razones:
- Primero, por mamón;
- Segundo, vino sin que yo le llamara;
- Tercero, me cobró por decirme algo que yo ya sabía;
- Y Cuarto, se nota que no tiene ni puta idea del negocio.
- Devuélvame a mi perro

Tags: comerciales, telefonica, obejas, pastores

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de verdes, largos, buenos, m√©dicos, ni√Īos

Un d√≠a acude al ginec√≥logo una mujer con su hijo de 10 a√Īos.
El ginecólogo le dice a la mujer:
- Su hijo debe esperar fuera.
La mujer responde:
- No se preocupe doctor, él ya sabe muchas cosas acerca del sexo, se lo hemos aclarado todo en casa.

El ginec√≥logo sonr√≠e y le hace una peque√Īa prueba con el hijo de la se√Īora. Toma a la mujer de los pechos y le pregunta al ni√Īo:
-¬Ņqu√© es lo que acabo de hacer?
-Acabas de tocarle las tetas a mi mam√°.

Curioso, el ginecólogo, quiere saber que más
sabe el ni√Īo y procede a hacerle oral a la mujer.
El ni√Īo dice:
-Acabas de hacerle un cunnilingus a mi madre.

El ginec√≥logo esta impresionado y coge a la madre, la acuesta en la camilla y se la beneficia. Cuando termina, le pregunta al peque√Īo :
-¬ŅY ahora qu√© diablos acabo de hacer?
El ni√Īo contesta:
-Ahora acabas de contraer Sífilis gilipollas, esa es la razón por la que vinimos a verte.

Tags: buenisimos, doctores, ginecólogos, sífilis

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos, buenos

Era el examen final de inglés en la facultad. Como muchos de los exámenes universitarios, su principal objetivo era eliminar a los nuevos estudiantes. El examen duraba dos horas y cada estudiante recibió su correspondiente hoja de examen con las preguntas.
El profesor era muy recto y severo, catedrático a la antigua usanza, y le dijo a toda la clase que si el examen no estaba sobre su mesa después de dos horas exactamente, no se aceptaría, y el estudiante sería suspendido.
Media hora después de empezar el examen, un estudiante entró por la puerta y le pidió una hoja de examen al profesor:
- No va a tener tiempo usted para terminarlo, dijo el profesor al d√°rsela.
- Si que lo terminaré, contestó el estudiante.
Se sentó y empezó a escribir. Después de dos horas, el profesor pidió los exámenes, y todos los estudiantes, en ordenada fila, los entregaron. Todos menos el que había llegado tarde, que continuó escribiendo como si nada pasase.
Despu√©s de otra media hora, este √ļltimo estudiante se acerc√≥ a la mesa donde se encontraba el profesor sentado leyendo un libro. En el instante en que intent√≥ poner su examen encima del mont√≥n, dijo el profesor al alumno:
- Ni lo intente. No puedo aceptar eso. Ha terminado tarde.
El estudiante lo miró furioso e incrédulo.
- ¬ŅSabe qui√©n soy? -le pregunt√≥-.
- No, no tengo ni la menor idea -contestó el profesor en tono de voz sarcástico-.
- ¬ŅSabe qui√©n soy? -pregunt√≥ nuevamente el estudiante, apunt√°ndose a su propio pecho con su dedo, y acerc√°ndose de manera intimidante-.
- No, y no me importa en absoluto -contestó el profesor con un aire de superioridad-
En ese momento, el estudiante cogió rápidamente su examen y lo metió en medio del montón, entre todos los demás.
- ¡Eso es perfecto! -exclamó-.
Y se marchó.

Tags: estudiantes, profesores

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de infidelidad, verdes

Un hombre entra en una tienda de armas y le pide al dependiente que le ense√Īe la mejor mira telesc√≥pica que tenga para su rifle.
- Esta es la mejor del mercado -le dice el dependiente- Tanto, que si mira hacia la cima de aquella monta√Īa podr√° ver en mi casa el nombre del perro en la caseta.
El hombre mira hacia la cima con la mira y empieza a reír.
- ¬ŅDe que se r√≠e? - pregunta el dependiente.
- Es que estoy viendo en el jardín a un hombre desnudo corriendo detrás de una mujer también desnuda.
El dependiente toma la mira, mira hacia su casa y empieza a enrojecer y echar humo por las orejas. Toma dos balas y se las da al hombre diciéndole:
- Vamos a hacer un trato. Le doy estas dos balas y, si acierta con una en la cabeza de mi mujer y con otra en las Bolas del hombre, le regalo la mira telescópica.
El hombre toma el rifle, pone el ojo en la mira y apunta hacia la casa.
Después de un momento de indecisión le dice al vendedor:
- Creo que puedo hacerlo de un solo tiro...

Tags: perros, armas, rifles, dependientes, balas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+