XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de obra

Otros chistes

Chiste de ancianos, buenos

Esto es un autob√ļs repleto de viejecitos, que van de viaje a Lourdes.
Una viejecita le toca el hombro al ch√≥fer y le da un gran pu√Īado de cacahuetes sin c√°scara.
El chófer sorprendido le da las gracias y se los come con agrado.
Pocos minutos más tarde, la abuelita vuelve a venir, el chófer vuelve a agradecerle el gesto y se come los cacahuetes.
A los cinco minutos, la anciana viene de nuevo con otro pu√Īado.
El chófer ya no puede comer más y le pregunta:
- Buena se√Īora, es muy amable de su parte regal√°ndome tantos cacahuetes, pero‚Ķ‚Ķ ¬Ņusted no cree que, a lo mejor, sus cincuenta amigos y amigas les apetecer√≠an tambi√©n unos pocos?
- ¡ No se preocupe caballero!, no tenemos dientes para masticarlos y sólo chupamos el chocolate que los recubre!

Tags: chóferes, conductores, cacahuetes

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de borrachos

Este es un hombre que entra en un bar y pide al camarero:
-¬° Ponme cinco copas con whisky!
El camarero se las pone y el hombre se las bebe.
Y le dice:
- Ahora ponme cuatro copas con whisky.
Y al rato:
- ¬ŅMe poones ahora tres coopas con whisky?
Mas tarde:
- ¬ŅMee pooones dos cooopas maa√°s de whisky?
Y le dice:
- Ahora me poones una cooopa de wwhisky.
Y le dice al camarero:
- ¬Ņhas viiiisto‚Ķ, que‚Ķ?, ¬°Cu√°nto menos bebo, maaa√°s borracho estoy!

Tags: bares, camareros

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, profesiones

Una empresa entendió que había llegado el momento de cambiar el estilo de gestión y contrató un nuevo gerente general. El nuevo gerente vino con la determinación de hacer cambios y hacer la empresa más productiva.
El primer d√≠a, acompa√Īado por sus principales colaboradores, hizo una inspecci√≥n en la empresa. En la planta todos estaban trabajando, pero un muchacho estaba recostado contra la pared con las manos en los bolsillos.
Viendo una buena oportunidad para dejar bien clara su filosofía de trabajo, el nuevo gerente le preguntó al joven:
- ¬ŅCu√°nto gana usted por mes?
- Cuatrocientos euros se√Īor, ¬Ņpor qu√©? - respondi√≥ el muchacho sin saber de qu√© se trataba.
El gerente sac√≥ 400‚ā¨ del bolsillo y se los entreg√≥ al joven, diciendo:
- Aquí está el sueldo de este mes. Ahora desaparezca y ¡no vuelva nunca más!
El joven guardó el dinero y se fue, de acuerdo a las órdenes recibidas.
El gerente entonces, orgulloso, pregunta a un grupo de operarios:
- ¬ŅAlguno de ustedes puede decirme qu√© hac√≠a ese joven?
- S√≠, se√Īor - respondieron at√≥nitos los operarios.- Vino a entregar una pizza...

Tags: sueldos, jefes, gerentes, pizzeros

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+