XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de oeste

Chiste de buenos, largos

Un vaquero encuentra un indio acostado a la orilla del camino con la oreja pegada a tierra. Curioso por esta costumbre india le pregunta qué pasa. El indio le contesta:
- Carreta grande, cuatro ruedas, cuatro caballos, carreta llevar hombre blanco, rifle en brazos, al lado hombre blanco, mujer bonita, pelo largo, mujer llevar ni√Īo reci√©n nacido en brazos.
El vaquero sorprendido le comenta:
- ¬°Caramba!, yo hab√≠a escuchado de la habilidad de los indios para detectar si vienen caballos o carretas con solo pegar el o√≠do a tierra pero usted me ha sorprendido, ¬ŅC√≥mo es que puede dar tantos detalles con solo pegar su o√≠do a tierra?
- Es que, ¬°Acaba de pasarme por encima!

Tags: vaqueros, indios, oeste, carretas, caballos, rifle

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de buenos

En el manicomio, un loco gritaba:
- ¬°Yo soy el enviado de Dios!
Se le acerca otro loco y le dice:
- No, ¬°Yo soy el enviado de Dios!
Y así, los dos locos discuten.
Entonces, se acerca un tercer loco, y les pregunta:
- ¬ŅQu√© pasa aqu√≠?
Y el primer loco dice:
- ¬°Yo soy el enviado de Dios!
Y el segundo dice:
- No, ¬°Yo soy el enviado de Dios!
Entonces, el tercer loco dice:
- Un momento... ¬°Yo no he enviado a nadie!

Tags: psiqui√°tricos, locos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos, buenos

Un grupo de mujeres jóvenes está de vacaciones y de pronto
encuentran un hotel de cinco pisos, con un cartel que dice "Exclusivamente para mujeres".
Como están sin sus parejas, deciden entrar para ver si vale la pena alojarse allí.

El recepcionista, un hombre muy atractivo, les explica cómo es el hotel.
- Tenemos cinco pisos... vayan piso por piso, y cuando encuentren lo que buscan, vienen a registrarse. Es f√°cil decidir, porque en cada piso hay
avisos que indican qué contienen.

Así que entran y, en el primer piso, en el aviso se lee, "Aquí, todos los hombres son pésimos haciendo el amor, pero son muy sensibles y amables". Las amigas se ríen a carcajadas y sin dudar suben al piso siguiente.

El aviso del segundo piso dice, "Aquí, todos los hombres hacen el amor de modo maravilloso, pero generalmente tratan mal a las mujeres".

Esto no les parece aceptable, así que las mujeres siguen al tercer piso, donde en el aviso se lee, "Aquí, todos los hombres son amantes excelentes, y son sensibles a las necesidades de las mujeres". Esto se ve bueno, pero todavía faltan dos pisos.

En el cuarto piso, el aviso es sorprendente:
"Aquí todos los hombres tienen cuerpos perfectos; son muy sensibles y atentos con las mujeres; son amantes perfectos; todos son solteros, con mucho dinero y dispuestos a casarse".
Definitivamente es perfecto, pero las mujeres están intrigadas por ver qué hay en el quinto piso, antes de quedarse en el cuarto piso.

Cuando ellas llegan al quinto piso, en el aviso dice: "Aquí no hay hombres. Este piso se construyó sólo para probar que es imposible complacer a una mujer".

Tags: hoteles, mujeres

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos, buenos

Un gallego estaba en el aeropuerto de Barajas. Iba a tomar un avión para visitar GALICIA, cuando una cosa le llama la atención.
Era una computadora con voz, que identificaba a los pasajeros por un nuevo reconocimiento de imagen.
Cuando el gallego pasó,el sistema dijo:
- Francisco Garc√≠a, 52 a√Īos, espa√Īol, casado, bigote, pasajero del vuelo 455 de Iberia.
Impresionado, el gallego se manda para el ba√Īo, se afeita el bigote, se cambia la camisa y camina de una manera diferente, para, fregar al sistema.
Cuando pasa de nuevo por la computadora, la voz le dice de nuevo…
- Francisco Garc√≠a, espa√Īol, 52 a√Īos, ahora sin bigotes y con camisa nueva, pasajero del vuelo 455 de Iberia.
Paco no se da por vencido y se va de nuevo al ba√Īo,
abre la maleta donde tenía, los regalos para María, su esposa.
Se maquilló, se puso una peluca rubia, tacos altos, se pintó los labios, un vestido ajustado y dijo:
Ahora si friego a esa m√°quina y le demuestro que soy m√°s inteligente que ella.
Cuando pasa por la computadora, esta grita…
- Ah√≠ viene de nuevo Francisco Garc√≠a, 52 a√Īos, espa√Īol, trasvesti, y que por maric√≥n perdi√≥ el vuelo 455 de Iberia.

Tags: gallegos, aeropuertos, travestis

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+