XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de oídos

Otros chistes

Chiste de Jaimito, verdes, niños

Va Jaimito a la escuela, y el profesor le dice:
- Jaimito para mañana quiero que me traiga 3 nombre de frutas .
Al acabar la clase el profesor le entrega una carta a Jaimito y le dice: - Entrégasela a tu hermana.
De camino a su casa, Jaimito abre la carta y lee: En el parque a las seis. Cuando llega a casa muy obediente Jaimito le entrega la carta a su hermana y ésta se marcha al parque, Jaimito le pregunta a su madre si puede ir y le dijo que sí. Una vez allí, Jaimito observa como el profesor le tocaba los pechos a su hermana.
Al día siguiente el maestro en la escuela le pregunta a Jaimito:
- Jaimito dígame las tres frutas. Y éste contesta:
- Mire profesor como usted vuelva a tocarle los melones a mi hermana le voy adar una patada en su banana que le van a saltar los kiwis.

Tags: frutas, colegios

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de suegras, infidelidad, buenos, largos, zapatos, infidelidad

Un señor entra a una zapatería y se le acerca el vendedor:
-Buenas tardes, ¿En qué puedo ayudarle señor?
-Quiero unos zapatos del número 42.
-Verá, señor, no es por llevarle la contraria, pero a simple vista puedo ver que usted calza almenos un 46.
-Eso no me importa, yo quiero un número 42, si no, no compro nada y me voy a otra tienda.
-Está bien (le contesta el vendedor con cara de asombro).
El dependiente le trae unos zapatos del número 42; el hombre se los prueba y le dice:
-Perfecto, me los llevo puestos.
Cuando va de salida del comercio, el vendedor se da cuenta de que el hombre va sufriendo porque los zapatos le aprietan mucho. El vendedor, intrigado de por que compró unos zapatos tan pequeños, se le acerca y le dice:
-Señor, disculpe, pero no me puedo quedar con la intriga, ¿cómo es que compra sus zapatos tan pequeños, si se ve que está sufriendo porque no le quedan bien?
- Mire, le voy a contar mi historia: mi mujer me engaña con un compañero de trabajo; mi hija es prostituta; mi hijo es yonki; mi suegra vive con nosotros y me tira en cara la culpa de todos los problemas familiares... ¡El único placer que tengo en esta vida es llegar acasa y quitarme estos malditos zapatos!

Tags: famílias, yonkis, zapatos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de animales

Una pareja de novios van por el campo. Ella va vestida todo de rojo. Se les aparece un toro. Ella queda petrificada. El echa a correr. Se sube a un árbol y le dice la muchacha:
-¡ Quítate el vestido! Así no te entrará.
La joven se quita el vestido y se queda en bragas y sujetador, que también son rojos. El toro baja la cabeza y comienza a bufar. El novio, desde el árbol le dice a la muchacha:
-¡Quita las bragas y el sujetador!
La joven se quita bragas y sujetador. El toro levanta la cabeza y se le estira la herramienta. El novio., al ver el tamaño del aparato le dice a la muchacha:
-Prepárate para lo peor.
La muchacha, asustada, pregunta a su novio:
-¿Me va a entrar?
-Tú sabrás, Marta, tú sabrás.

Tags: toros, ropa, parejas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de verdes, infidelidad, vecinos, infidelidad

Una bella mujer joven sale de la ducha, se envuelve con una toalla yavisa a su marido que ya puede ducharse. Cuando él entra en la ducha suena el timbre de la puerta. La esposa le dice que ella abre, y baja a abrir la puerta envuelta en la toalla.
Al abrir la puerta se encuentra a su vecino Antonio, quien se queda sin palabras ante la visión que le ofrece la señora. Entonces, él saca dos billetes nuevecitos de 100 euros y le dice a ella que son suyos si deja caer la toalla hasta la cintura.
Ella piensa, "¿por qué no?", de modo que deja caer la toalla y deja sus senos al descubierto , entonces coge el dinero. Antonio jadea ante lo que ve; saca prontamente otros 200 euros y se los ofrece por dejar caer la toalla hasta el suelo para ver todo el asunto. La mujer piensa que ya había llegado bastante lejos, así que no le importaba hacerlo, y deja caer la toalla al suelo enseñando su precioso cuerpo. Antonio la contempla un momento, le da las gracias y se va.
Cuando ella sube de nuevo, su marido que acababa de salir de la ducha, le pregunta que quién había llamado a la puerta.
Ella contesta:
- Era nuestro vecino Antonio.
- ¿Y ha traído los 400 euros que me debe? - pregunta el marido.

Tags: duchas, toallas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de suegras, largos, buenos, verdes

- Doctor, ¡ya no aguanto más! A pesar de todos mis esfuerzos, mi marido no me considera. Desde que nos casamos, él sólo habla de su mamá, mamá, mamá..... 
¡es como si yo no existiese!
   El psicólogo le pregunta si ya probó con hacer una cena especial.
 - Sí, pero no ayudó nada.
 - Tengo una idea, señora  -dice el psicólogo.
 - Si hay un lugar donde su suegra no puede rivalizar con usted, es en la cama. Esta Noche usted se viste con un vaporoso negligé y camisón negro de encaje,
todo transparente. Además póngase medias de encaje, un mini tanga y liguero negro, el color negro es muy sexy y excitante, maquíllese, use altos tacones
de pulsera, negros obviamente, además cambie las sábanas; coloque sábanas de seda, con ese ambiente seguro que no resiste. Si puede coloque unas velas
en lugar de luz eléctrica.
   La despampanante joven siguió todo el plan al pie de la letra, sin olvidar ningún detalle. Sentía un leve rubor en todo su cuerpo al preparase para
su esposo.
   La verdad es que ella misma nunca se había sentido tan sexy, provocadora y voluptuosa, al mirarse de cuerpo completo en el espejo, sintió deseos por
ella misma, de tan sexy que se veía.
   Al llegar el marido adopta una postura provocativa; él entra a la habitación, la ve y gritando pregunta con cara de desesperación:
 - ¿Por qué estás toda de negro? ¿Le pasó algo a mi mamááá?

Tags: matrimonio, psicólogos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de animales, verdes, buenos, largos, matrimonios

Era un pastor que tenía un rebaño de ovejas, pero no tenía un macho para 'cubrirlas'. Le comenta su problema a un colega y éste le dice:
- No pasa nada. Llévatelas al monte y las cubres tú mismo.
Si al día siguiente se ponen al sol es que están preñadas y si se ponen a la sombra vuelves a intentarlo.
El pastor sube a las ovejas a la furgonetilla, se las lleva al monte y... ¡¡¡ale!!!
A la mañana siguiente se despierta y pregunta a su mujer:
- Maríaaa, ¿las ovejas están al sol o a la sombra?
- Están a la sombra - contesta la mujer.
El pastor vuelve a subir a las ovejas a la furgoneta y repite la operación.
A la mañana siguiente:
- Maríaaa, ¿las ovejas están al sol o a la sombra?
- Están a la sombra - contesta la mujer.
El pastor vuelve a cargar sus ovejas en la furgoneta, y así sucesivamente durante varios días, hasta que una mañana:
- Maríaaa, ¿las ovejas están al sol o a la sombra?
- Ni al sol ni a la sombra, desde las 6 de la mañana están todas subidas en la furgoneta tocando el claxon...

Tags: ovejas, pastores

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos, buenos, funcionarios

Es preciso cubrir una plaza de conserje en una institución. Al encargado de seleccionar al candidato, le sugieren que haga un examen fácil de acuerdo con el perfil del puesto. Se le ocurre como primera pregunta que le cuenten del 1 al 10.
Llega el primer candidato y le recita:
- Uno, tres, cinco, siete, nueve, ...
- Un momento, ¿cómo me dice los impares?.
- Bueno es que yo antes fui cartero comercial y ya sabe como las casas van de pares e impares pues...
- Nada, nada que entre en siguiente.
El siguiente empieza su retahíla:
- Diez, nueve, ocho, siete, seis, cinco, ...
- Pare, pare, ¿usted cuenta siempre así?.
- Es que verá yo he sido durante mucho tiempo, quien daba la salida en carreras contrarreloj y se me ha quedado este defecto.
- El siguiente, por favor.
- Un momento, antes de empezar, ¿podría decirme que trabajo tenía usted antes?.
- Yo era funcionario, le contesta el candidato.
- Bien, empiece.
- Uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, sota caballo y rey.

Tags: números

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+