XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de oídos

Otros chistes

Chiste de largos, buenos, matrimonios

Un tío que va al otorrinolaringólogo, mire doctor vengo porque tengo un problema.
- ¿Que le ocurre?
- Que mi esposa está mal de la escucha, no oye muy bien.
- Y ¿donde está su esposa?
- Aquí esta el problema doctor, que no quiere venir, que dice que son manías mías, que yo estoy loco, que ella está bien.
- Pero si no me trae a su esposa ¿cómo quiere que le haga un diagnóstico?
- Doctor, piense algo, porque estamos a punto de separarnos y yo la quiero mucho y no desearía perderla.
- Mire..., no sé,... lo único que se me ocurre es que cuando usted llegue a casa la llama por su nombre y la va llamando mientras se acerca hasta que ella le oiga y cuando ella le conteste, mide la distancia que hay entre usted y ella y así podré saber el grado de sordera que
padece.
- ¡Gracias doctor ha salvado usted un matrimonio!
El tío llega a casa y nada más abrir la puerta grita:
AMPARO...
silencio.
Pasa al recibidor y vuelve a gritar: AMPARO.... nada.
Desde el pasillo de nuevo: AMPARO... nada.
Entra en el salón e insiste: AMPARO... silencio total.
Por fin entra en la cocina, la mujer estaba preparando un guiso y se coloca a la espalda de ella, a un palmo del cogote y la grita:
AMPARO
Y ella:
- ¡Que coño quieres, te he contestado ya cuatro veces, hombre!

Tags: sordos, sordera

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de profesiones, cortos, matrimonios, infidelidad

Un respetable ginecólogo está paseando por la calle con su
esposa.
Al lado de ellos pasa una muchacha joven, sensual, minifalda, mucho maquillaje y saluda al doctor con cariño:
- ¡Hola, mi amor!
El doctor le dice a su esposa:
- No pienses nada raro. La conozco por el lado estrictamente profesional.
- Y pregunta la esposa:
- ¿El lado profesional tuyo o el de ella?

Tags: ginecólogos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de matrimonios, largos, políticos

En la mesa de la cena de celebración del cumpleaños de S.M. el Rey se encuentran personalidades de la realeza, la política, la nobleza, etc.
Deslumbrada por el lujo de la mesa, Sonsoles le dice a su marido Zapatero:
-José Luis, mira que cubiertos más monos. De oro puro con brillantes y esmeraldas. ¡Anda, porfa, cógeme uno de recuerdo!, yo tengo que tener uno de esos para casa.
-Pero, Sonsoles, por favor…..
-¡Ni por favor ni leches! Tu me coges un cubierto ahora mismo….
-Bueno, bueno, no te pongas así.
Así que el presidente disimuladamente coge un cuchillo y se lo guarda en la chaqueta.
Justo enfrente del matrimonio Zapatero, se encontraban Rajoy y su esposa que vieron la faena. Ella le dice a su marido:
-Anda Mariano, cariño, cógeme tú uno a mí.
-Pero por el amor de Dios, ¿Cómo voy a hacer eso?
-Tu también. Y no me discutas…..
-Bueno, lo que tú digas.
Así que con el mismo disimulo que Zapatero, Rajoy se dispone a coger el cuchillo, pero su mano tonta en la que tiene el tembleque le traiciona, con la mala suerte que el cuchillo golpea varias veces una copa,…..clin, clin, clin…
Se hace un silencio y sonrojado sin saber que hacer, se levanta y para salir del paso, alza la copa y dice:
-Brindemos por su Majestad el Rey Don Juan Carlos, por que cumpla muchos más. ¡!!!Felicidades Majestad!!!!Todos brindan y Rajoy se sienta aliviado.
-De verdad, Mariano, que torpe eres. Pero yo no me quedo sin mi cuchillo, así que ya lo puedes ir cogiendo.
- Pero cariño, ya ves que no puedo. Déjalo estar.
-Que no, que no y que no….que la Sonsoles tiene su cuchillo y yo también quiero uno.
-¡Ufff! De verdad. Mira que te pones pesadita….pero en fin, lo cierto es que el cubierto es valioso.
Así que de nuevo se dispone a coger el cuchillo, pero nuevamente su mano le traiciona y vuelve a golpear la copa, y…… Clin, Clin, Clin…..
Una vez más se hace un silencio sepulcral, por lo que Rajoy tiene que ponerse de nuevo en pie y vuelve hacer otro brindis, esta vez por su Majestad la Reina y se sienta de nuevo aliviado.
Su esposa le sigue insistiendo….
-Como no me consigas el cuchillo ahora mismo, te monto un espectáculo aquí delante de todo el mundo.
-Pero no seas así mujer, no ves que no puedo.
-Ni así ni nada. Ya me lo puedes ir cogiendo. Y como vuelvas a meter la pata, suelto delante de todos que me divorcio de ti.
Así que Mariano, ante la furia de su mejor, vuelve a intentarlo de nuevo, pero…..clin, clin, clin. Silencio total, sudores fríos recorren su frente. Se pone en pie y viendo la cara de furia de su mejor dice:
-Permítanme que les haga un truco de magia. ¿Ven este cuchillo que tengo en mi mano? Pues lo voy a hacer desaparecer. Lo introduzco en mi chaqueta, doy unos pases mágicos….flus, flis, flas y…..
¡!!!!!!!Zapatero, mírate la chaqueta!!!!!!!!

Tags: Zapatero, cuchillos, Rajoy

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de Jaimito, buenos, niños

En la clase de Jaimito, la maestra les pide a los niños que se porten bien aquella tarde porque el director iría a visitar la clase.
Les pide específicamente que no digan:
- Maestra: ¿puedo ir al baño a orinar?
Sino que digan:
- Maestra:¿ puedo ir a cortar una flor?
Pues suena más bonito y eso impresionaría al director. Llega la hora, y el director entra y se sienta, los niños empiezan a llamar a la maestra... Juanito
- Maestra: ¿puedo ir a cortar una flor?
María:
- ¿Maestra: puedo ir a cortar una flor?
Pablito:
- ¿Maestra: puedo ir a cortar una flor?
Y sale Jaimito:
- Maestra, ¿me presta papel para limpiarme el florero)

Tags: profesores, profesora, maestros, flores

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, infidelidad, matrimonios

Un viajante llegó a su casa después de haber pasado toda una semana de viaje.
- ¡María! Vengo que no me aguanto, ve quitándote la ropa que te voy a hacer el amor como nunca.
Entraron en la habitación, se metieron en la cama e hicieron el amor de manera salvaje, brutal, escandalosa.
Fue tal el ajetreo y el ruido de la cama contra la pared, que al poco de empezar escucharon unos golpes al otro lado de la pared, acompañados por las voces del vecino:
- Ya está bien, ¡toda la semana igual, ya basta!

Tags: viajes

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+