XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de olas

Otros chistes

Chiste de malos, borrachos

Erase una vez, un borracho que abord√≥ un autob√ļs en el que viajaba mucha gente, y par√°ndose en el pasillo del autob√ļs, procedi√≥ a decir:
- Los de la derecha son unos tarados, los de la izquierda son unos idiotas, los de atr√°s son unos imb√©ciles y los de enfrente son unos est√ļpidos.
Cuando escuchó eso el conductor, frenó sorpresivamente, y toda la gente cayó al suelo, incluyendo al borracho, y muy enojado el chofer tomó al borracho por el cuello y le preguntó:
- ¬°Ahora s√≠, dime, ¬ŅQui√©nes son unos tarados, unos idiotas, unos imb√©ciles y unos est√ļpidos?
Y el borracho contestó:
- Ya no lo sé, ¡Están todos revueltos!

Tags: ch√≥feres, autob√ļs, autobuses

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de verdes, infidelidad, matrimonios

Una mujer est√° en la cama con su amante cuando oye al marido llegar y dice al amante:
- Vamos, de prisa, quédate parado alli en la esquina.
R√°pidamente, ella cubre el cuerpo del amante con aceite y lo salpica con talco por encima y le dice:
- No te muevas hasta que yo te diga, finge que eres una estatua, yo vi una igualita en casa de los Almeida.
En eso, el marido entra y pregunta:
‚Äď ¬ŅQue es √©sto?
Ella, fingiendo naturalidad contesta:
- ¬ŅEso? ah, es s√≥lo una estatua. Los Almeida colocaron una en el cuarto de ellos y me gust√≥ tanto que compre una igual.
Y no se habló más de la estatua. A las dos de la madrugada, la mujer está durmiendo y el marido todavía está viendo TV. De repente, el marido se levanta, camina hasta la cocina, prepara un sandwich, agarra una lata de cerveza y va para el cuarto.
Alli, se dirige a la estatua y le dice:
- Toma cabrón, come y bebe algo, yo me quede dos dias parado como idiota en el cuarto de los Almeida y ni un vaso de agua me ofrecieron.

Tags: estatua

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+