XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de panteras

Chiste de animales, largos, buenos

Un tipo va al √Āfrica y, para no sentirse tan solo, decide llevar a su perro, un chihuahua mariquita. El primer d√≠a del safari, el animal, muy contento, se pone a corretear detr√°s de las mariposas y cuando menos se lo esper√≥ ya se hab√≠a separado del grupo.
El chihuahua, desesperado, empezó a buscarlos cuando, en eso, ve que una pantera muy enfurecida se dirigía hacia él dispuesta a comérselo.
Asustado, rápidamente piensa qué hacer; ve unos huesos que estaban junto a él y los empieza a morder con mucha ferocidad. Justo cuando la pantera lo iba a atacar, el perro exclama:
- ¡Mmmmmm, qué rica pantera me acabo de comer!
La pantera, al escuchar eso, se frena con estruendo y huye muy asustada mascullando:
- ¡Jodido perro, por poco me come a mí también!
Pero arriba de un √°rbol, estaba un mono cabr√≥n que vio todo lo que hab√≠a pasado. √Čste se baja muy r√°pido y va tras la pantera para contarle todo lo que vio. Al escuchar aquello, la pantera, muy enojada, le ordena al mono:
- S√ļbete, vamos a buscar a ese maldito perro para ver qui√©n se come a qui√©n.
El perro mariquita se da cuenta que la pantera viene, con el simio trepado, dispuesta a todo. En un instante, el perro adivina que el mono fue con el chisme pero en lugar de correr, se da la vuelta como si no hubiera visto nada y se pone a leer un periódico. Cuando la pantera ya lo iba a atacar, el perro se queja:
-¡Puto mono de los cojones!!!, hace como media hora que lo mandé por otra pantera y todavía no regresa!

Tags: panteras, perros, monos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de verdes, animales

En una aldea, un cuervo entra volando en la casa de un muchacho que vive solo, se posa en su hombro y le dice:
-Si me das 10 granos de maíz, ahora y 10 después, cabrón,te consigo una mujer para hacer el amor. Yo sé cuando tienen ganas,
El joven le da los 10 granos de maíz, el cuervo se los come, y le dice el joven.
-Venga, vete a buscar esa mujer.
El cuervo se va volando, se posa en la reja del huerto del joven, pasa una veintea√Īera por su lado y le dice:
-¬ŅUn polvo, Carmi√Īa?
-¬°A tu madre le vas a echar un polvo!
-No te pongas así, bonita, yo sólo digo lo que me dijo el Venancio que te dijera... Por cierto, dijo que te echaría cinco polvetes, yo creo que exagera.
La muchacha, enojada, llama a la puerta de la casa del Venancio, que abre la puerta, a torso descubierto, ense√Īando su musculatura de herrero.
-¬ŅQu√© quieres, Carmi√Īa?
-¬ŅLe mandaste al cuervo decir las tonter√≠as que dijo?
Piénsate bien lo que respondes, ya sabes que mi marido es capador.
-¬°¬ŅYo?! Es √©l, dice que nota cuando una mujer tiene ganas.
-¬ŅTengo cara de pasar hambre?
-¬°Yo qu√© s√©! Una cosa es cierta, a√ļn siendo la mujer del capador, si tuvieras ganas, te echaba media docena.
Carmi√Īa, viendo que el joven est√° como un queso, y que lleva meses a pan y agua, se mete en la casa del Venancio y sale dos horas m√°s tarde. Entra el cuervo y le dice al joven:
-Mis 10 granos de maíz, cabrón.
Venancio le da el maíz:
¬ŅQui√©n te ense√Ī√≥ a decir, cabr√≥n?
-A ti que te importa, cabrón.
Al día siguiente le dice Venancio al cuervo:
-Hoy quiero que me traigas a alguien que sea especial.
-Como t√ļ digas, cabr√≥n.
Poco después llaman a la puerta, Venancio abre a torso descubierto, y en la puerta está una vieja, fea como un demonio, tuerta, coja y jorobada, que le dice:
-Tira para dentro si no quieres que el capador sepa que te tiraste a su mujer-
Tres horas m√°s tarde sale la vieja con una sonrisa de oreja a oreja, el cuervo se posa en su hombro y le dice:
-¬ŅMe tienes el ma√≠z preparado?
-Tengo, cabrón.

Tags: cuervos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, verdes

Un hombre peque√Īo va en un ascensor. El ascensor se detiene en una planta y entra un tremendo negro. √Čste mira al hombrecillo y ofreci√©ndole la mano, le dice:
- 2,10 metros, 125 kilos, un pené de 30 cms, dos testículos de 200 gramos cada uno. Cubano. Mi nombre es Dante La puerta.
El hombrecillo se desmaya y el hombre negro, sorprendido, le levanta y le despierta abofete√°ndole.
Entonces le pregunta:
- ¬ŅTienes alg√ļn problema?
A lo que el hombrecillo le contesta:
- ¬ŅPodr√≠a repetir despacio lo que ha dicho?
El negro le mira desde arriba y le vuelve a decir:
- 2,10 metros, 125 kilos, un pene de 30 cms, dos testículos de 200 gramos cada uno. Cubano. Mi nombre es Dante Lapuerta.
Entonces ve que el hombrecillo da un respiro y dice:
- Gracias Dios mío, pensé que había dicho "Date la vuelta".

Tags: bajos, altos, superdotados

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de internacionales, buenos

Estaba una familia de catalanes reunida ante el féretro del padrerecién fallecido.
El hijo menor dice:
- Ahora tendremos que hacer realidad la √ļltima
voluntad de pap√°: ser enterrado con un mill√≥n de pesetas en el ata√ļd.
El hijo mediano a√Īade:
- Sí, bueno... pero en realidad sólo
pondremos 750.000 pesetas, porque hay que descontar el 25 por ciento de IRPF.
El hijo mayor apostilla: -
-También tendremos que deducir el 16 por cientode IVA......
La viuda tercia en la conversación de forma resolutiva.
- ¬°Basta ya!
Vuestro padre no merece estos regateos. Se le enterrará con la tarjeta de crédito.... y que él gaste cuanto quiera.

Tags: funerales, hijos, padres, famílias, entierros

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+