XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de peleas

Otros chistes

Chiste de largos, buenos, infidelidad

Estaban dos hombres en el cielo y uno le pregunta al otro:
- ¬ŅY vos de qu√© moriste?
- Congelado, ¬ŅY t√ļ?
- De la risa.
- ¬ŅC√≥mo que de la risa?
- S√≠, es que yo pensaba que mi esposa me estaba enga√Īando con otro hombre, entonces un d√≠a le dije que iba a salir por 2 d√≠as, pero cuando me fui, regres√© ese mismo d√≠a para ver si la atrapaba con el otro hombre. Cuando llegu√©, busqu√© por toda la casa y no encontr√© a ning√ļn hombre. D√°ndome cuenta del error que hab√≠a cometido empec√© a re√≠r y re√≠r hasta que mor√≠.
- ¡Bruto, si hubieras buscado en la nevera nos hubiéramos salvado los dos!

Tags: buenisimos, cornudos, risas, neveras

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, largos

Un transportista llevaba una partida de ping√ľinos hacia el zool√≥gico, cuando a medio camino se le estropea el cami√≥n refrigerado. Preocupado, trata de reparar el problema pero ve pasar un cami√≥n repartidor de leche y consigue que se detenga.

Entonces le dice al lechero:
- Mira, te voy a dar 500 euros para que me hagas el favor de llevar estos ping√ľinos al zool√≥gico.

El lechero acepta el dinero y se lleva con gusto los ping√ľinos en su cami√≥n refrigerado.
Mientras tanto, el transportista logra arreglar el da√Īo, y de inmediato enfila hacia el zool√≥gico.

En cuanto llega, ve salir al lechero, con los ping√ľinos detr√°s de √©l, en fila. El ch√≥fer le pregunta al lechero:

- ¬ŅA donde vas con los ping√ľinos?
El lechero se lo queda mirando y le responde:

- Ya los llevé al zoológico, pero como me sobró dinero, ahora los pensaba llevar al cine..."

Tags: zool√≥gicos, ping√ľinos, camioneros

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de matrimonios, infidelidad

Una mujer entra en un farmacia y le dice al dependiente:
- Buenos días. Quería comprar arsénico.
- Pero el ars√©nico es muy venenoso, ¬Ņpara qu√© lo quiere usted?
- Para matar a mi marido.
- ¡Pero no puedo vendérselo para eso!
La mujer saca una fotografía de su marido en la cama con la mujer del farmacéutico y se la muestra.
- Disculpe se√Īora, no sab√≠a que tra√≠a usted receta.

Tags: farmaceuticos, arsenico, matar, maridos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+