XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de peras

Otros chistes

Chiste de buenos

Estaba un africano totalmente perdido en el desierto del Sahara, sin agua, sin comida, sin nada, totalente solo... en eso en uno de sus últimos pasos descubre una pequeña lámpara mágica. Sorprendido, la frota con gran ansiedad y fe de salvarse.
Se le aparece un genio que le dice:
- A ver, ya que me despertaste te voy a conceder tus tres deseos, pero dímelos todos juntos para ahorrar tiempo.
Entonces el africano se queda pensando unos segundos y dice:
- ¡Ya los tengo¡ Primero, quiero ser blanco, mi segundo deseo es ver muchos culos, sí, ver muchos culos, y por último... quiero quitarme la tremenda sed que tengo, así que quiero que nunca más me falte el agua.
Y entonces le dice el genio:
- ¡Deseos concedidos!

Y lo convierte en un WC.

Tags: genios, africanos, sahara, deseos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de cortos, buenos, médicos

Un paciente llama al consultorio de su psiquiatra y le pregunta a la secretaria:
- Señorita, ¿está el psiquiatra?
- No señor, el doctor no está y, además señor, para su conocimiento, le aclaro que no se dice "psiquiatra", sino "siquiatra" porque la 'p' no se pronuncia. ¿Quiere dejarle algún mensaje, señor?
- Sí. Dígale que lo llamó edro érez, el aciente al que no se le one dura la olla y or eso tiene roblemas con las utas.

Tags: psiquiatras

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, largos, infidelidad

Pasa el metro y ¡Brruuummm!, al suelo el armario!!
Finalmente el técnico le dice a la señora:
- Mire, lo armaré otra vez, me meteré dentro y cuando pase el metro, desde dentro,
veré mejor por dónde está el problema.
Lo arma, se mete dentro y en aquel momento llega el marido de la mujer:
- Cariño, ¡qué armario tan lindo!
Abre la puerta, ve al instalador, y le dice:
- Y usted, ¿qué hace aquí?
- Pues mire, le voy a decir que he venido a acostarme con su mujer, porque si le digo
que estoy acá esperando el metro no me lo va a creer!...

Tags: armario, metro, técnicos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+