XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de perfumes

Otros chistes

Chiste de infidelidad, verdes

Un hombre entra en una tienda de armas y le pide al dependiente que le ense√Īe la mejor mira telesc√≥pica que tenga para su rifle.
- Esta es la mejor del mercado -le dice el dependiente- Tanto, que si mira hacia la cima de aquella monta√Īa podr√° ver en mi casa el nombre del perro en la caseta.
El hombre mira hacia la cima con la mira y empieza a reír.
- ¬ŅDe que se r√≠e? - pregunta el dependiente.
- Es que estoy viendo en el jardín a un hombre desnudo corriendo detrás de una mujer también desnuda.
El dependiente toma la mira, mira hacia su casa y empieza a enrojecer y echar humo por las orejas. Toma dos balas y se las da al hombre diciéndole:
- Vamos a hacer un trato. Le doy estas dos balas y, si acierta con una en la cabeza de mi mujer y con otra en las Bolas del hombre, le regalo la mira telescópica.
El hombre toma el rifle, pone el ojo en la mira y apunta hacia la casa.
Después de un momento de indecisión le dice al vendedor:
- Creo que puedo hacerlo de un solo tiro...

Tags: perros, armas, rifles, dependientes, balas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de religión

Cuentan que un día se mueren todos los billetes y se van al cielo. San Pedro los recibe y piden permiso para entrar, pero les dice que ninguno de ellos puede hacerlo.
-¬°No fastidies! Pero ¬Ņc√≥mo que no? dice el de 500 ‚ā¨. Yo soy poderoso y tengo las puertas abiertas pues en todas partes me quieren.
-Igual nosotros-, dicen los de 200, 100 y 50 ‚ā¨. Todos nos quieren tener, ¬Ņpor qu√© no podemos entrar?
-Y yo-, dice el de 20 ‚ā¨.
-No insistan dice San Pedro, no pueden entrar al cielo; mmm‚Ķ tal vez el de 5 ‚ā¨ pueda hacerlo.....
En eso se oye un ruidillo; son todas las monedas de 1 ‚ā¨, 0,50, 0,20, 0,10 c√©ntimos que tambi√©n hab√≠an muerto...
-Pasen, pasen -les dice San Pedro-, las puertas del cielo est√°n abiertas para ustedes.
Los billetes se ponen muy enojados y reclaman,
-¬ŅPor qu√© raz√≥n ellas, que valen menos, s√≠ y nosotros no?
San Pedro les responde:
-¡Porque ellas sí van a la iglesia los domingos!

Tags: monedas, cielo, iglesias

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+