XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de pescaderia

Otros chistes

Chiste de verdes, buenos, matrimonios, médicos

- Verá doctor, tengo un problema. Cuando hago el amor con mi mujer, me da la impresión de que no siente nada. Algunas veces incluso se duerme.
- Eso tiene una explicación científica. Algunas mujeres en estado de excitación se acaloran tanto que les es imposible sentir nada. Trate de hacer el amor y abanicarla al mismo tiempo.
- Gracias doctor.
Y esa noche así lo hizo. Pero cuando atendía al abanico no atendía a lo otro. Así que contrató a un negro para que abanicase a su señora.
- Venga, negro, abanica. ¿Sientes ahora Maruja?.
- No, nada.
- ¡Más fuerte negro! ¿Y ahora, Maruja?
- Nada, nada.
- Negro, trae el abanico y ponte tú.
El negro se situa encima de Maruja y el marido abanicaba.
- ¿Y ahora Maruja? ¿Sientes?
- Siiiiiiií, siiiiiiiiiií, ahora siiiiiiií!
- ¿Ves negro? ¡No sabes ni abanicar!

Tags: negros, doctores

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de amigos

Un gallego le muestra a un amigo el reloj que le regalaron:
- ¡Mira esto!... Mira qué reloj me mandó mi primo: da la hora, los minutos, los segundos, la fecha. Tiene alarma, cronómetro, tiene linterna y radio....-.
- ¡Excelente, Manolo, cuántas cosas!-.
- Sí, y mi primo me dijo que me podía bañar con él, pero no encuentro el botón para que tire agua...-.

Tags: gallegos, relojes

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de borrachos

Un hombre, mayor, y borracho, en una mercería le dice a la dependienta:
-Me puede dar un tanga, de mi talla.
-¿Su esposa tiene su talla?
-No es para mi esposa, es para mi.
La chica, sonríe y le dice:
-Váyase a dormir, señor.
El viejo, se baja los pantalones, y la chica, exclama:
-¡Vaya calzonazos!
-Por poco tiempo, hija, por poco tiempo.

Tags: tangas, mercerías

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+