XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de pescadores

Chiste de largos, buenos

Era un pescador que todos los s√°bados, a las 6 de la ma√Īana, acud√≠a a pescar a San Carlos de la Rapita. Prepara los aparejos y el anzuelo y los echa al agua.
Al rato un tío se le pone al lado.
S√°bado, ocho de la ma√Īana, el pescador con la ca√Īa y el tipo al lado.
S√°bado , una de la tarde, el t√≠o con la ca√Īa y el menda al lado.
S√°bado, siete de la tarde, el t√≠o con la ca√Īa y el nota al lado.
Domingo, seis de la ma√Īana, el t√≠o con la ca√Īa y el tipo al lado.
Domingo, una de la tarde, el t√≠o con la ca√Īa no puede m√°s y le dice:
- A usted tambi√©n le gusta la pesca ¬Ņno?.
- ¡A mí, que va, yo no tendría paciencia oiga!.

Tags: pescadores, absurdos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de verdes, infidelidad

Un t√≠o lleva tres horas pescando sin ning√ļn resultado, en esto que viene el cartero del pueblo, mete la mano en el agua y empieza a sacar truchas una tras otra.
- Pero bueno! Como puede hacer eso!
- No, yo es que las pesco con la mano.
- Pero eso tendr√° truco, no?
- Bueno, como usted me ha ca√≠do bien le dir√© el truco. Lo √ļnico que tiene que hacer usted es meterle la mano ah√≠ mismo a su mujer y despu√©s venir a pescar. Al meter la mano en el agua los peces se sienten atra√≠dos y los puede coger con la mano.
- Gracias, gracias.
Total, que el tío recoge los aparejos de pesca y vuelve antes de tiempo a casa para hacer la prueba. Su mujer esta limpiando los cristales y el tío llega por detrás y le mete la mano por debajo de la falda en el lugar correspondiente. La mujer dice:
- Ay, carterito! Que juguetón estas hoy!

Tags: carteros, pesca, pescadores, pescado

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de malos, animales

Caperucita Roja fue a visitar a su abuelita sin saber que el lobo ya había dado buena cuenta de ella...
- Abuelita, qué ojos tan grandes tienes.
- Es para verte mejor.
Nuevamente, Caperucita mira a su abuelita y dice:
- Abuelita, qué orejas tan grandes tienes.
- Es para escucharte mejor.
Caperucita vuelve a insistir:
- Abuelita, qué nariz tan grande tienes.
- Es para olerte mejor.
Caperucita vuelve a la carga:
- Abuelita, qué boca tan grande tienes.
- ¬ŅA qu√© viniste?, ¬Ņa visitarme o a criticarme?

Tags: cuentos, lobos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de profesores, buenos

Llega un nuevo profesor a la universidad, trajeado y vistoso, a impartir un curso de fisica fundamental. Desde la tarima popone a sus alumnos el siguiente problema:
- Teniendo en cuenta el volumen que ocupan ustedes (yo no, que para eso soy catedrático), la velocidad del rayo lumínico solar, la aberración del polvo desplazado por la tiza y las vibraciones emitidas por mis cuerdas vocales, calculen la edad que tengo.
Todos los alumnos tiemblan ante el problema, excepto uno que levanta la mano y dice de inmediato: "cuarenta y cuatro".
El catedr√°tico se sorprende y pregunta:
- Y usted, ¬Ņc√≥mo lo sabe?
- Muy f√°cil. Tengo un hermano que tiene 22 y es medio gilipollas.

Tags: físicos, locos, catedráticos, universitarios

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de matrimonios, infidelidad

Hoy me levant√© temprano, me puse los calzoncillos largos, me vest√≠ con calma, me tom√© un caf√©, agarr√© mis ca√Īas de pescar, me fui silenciosamente al garaje, puse las ca√Īas en el maletero del coche y proced√≠ a sacarlo del garaje bajo una lluvia torrencial.
Estaba toda la calle inundada y el viento gélido soplaba a una fuerza sobrenatural.
Sin lugar a dudas, no era un buen día para salir a pescar. Por lo que decidí volver a guardar el coche en el garaje, puse la radio y me enteré de que el mal tiempo iba a durar todo el día.
Entré de nuevo en mi casa, me desvestí silenciosamente y me deslicé dentro de la cama. Despacito me acurruqué contra la espalda de mi mujer, puse mis manos en sus pechos y le susurré al oído:
- El tiempo afuera est√° horrible.
Ella me contestó medio dormida:
- Ya lo s√©. ¬ŅTe puedes creer que el gilipollas de mi marido se fue hoy pescar?

Tags: pesca, lluvia

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de internacionales

Est√°n en un bar un ingl√©s, un alem√°n y un espa√Īol tomando juntos unas copas. De pronto el ingl√©s le dice a los otros dos:
-Oye, no os parece que el que está ahí en frente es igualito a Jesucristo?
-No digas tonter√≠as, que va a ser Jesucristo, le responden el alem√°n y el espa√Īol.
-Insiste el ingl√©s. Que si, que s√≠. No veis que es igualito. La barba, la t√ļnica‚Ķ‚ĶEstoy seguro que es Jesucristo.
Sin pensárselo un segundo, se levanta el inglés, se va hacia el hombre de la mesa y tanto le insiste, que el hombre le susurra al inglés:
- Escucha, efectivamente soy Jesucristo, pero te pido por favor que hables bajito y no se lo digas a nadie porque como los demás se enteren me vas a formar un escándalo impresionante en la cafetería
Entonces, el inglés,loco de contento le dice bajito al oído:
- Mira tengo una lesi√≥n en la espalda que me hice de peque√Īo haciendo deporte. Por favor, c√ļrame.
Jesucristo le pone la mano sobre la espalda y le cura.
Acto seguido el ingl√©s se va a su mesa y, claro, le cuenta el milagro al alem√°n y al espa√Īol.
El alem√°n, sin poder contenerse, se levanta y va hasta la mesa de Jesucristo y le dice:
- Oye, que me ha dicho mi amigo que t√ļ eres Jesucristo. Tengo un ojo de cristal, por favor c√ļrame.
Jesucristo le pone la mano en el ojo y se lo cura.
Entonces el alem√°n se va a su mesa y se lo cuenta a sus amigos.
Jesucristo empieza a pensar que en breves instantes aparecer√° por all√≠ el espa√Īol queriendo, como todos, que le cure, pero pasa el tiempo y el espa√Īol no va. Entonces Jesucristo, ya mosqueado y picado por la curiosidad, se levanta y se va hacia la mesa donde est√°n los tres y poni√©ndole una mano en el hombro al espa√Īol le pregunta:
- Oye, ¬Ņt√ļ por qu√© no...?
Y el espa√Īol salta de la silla y apart√°ndose violentamente le dice:
- ¡¡¡¡EH, EH, EEEHHHH!!!! ¡¡¡¡SIN TOCAR…..SIN TOCAR,QUE ESTOY DE BAJA!!!!

Tags: espa√Īoles, alemanes, ingleses

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+