XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de pintura

Chiste de buenos

En un lujoso barrio de Madrid, lleno de mansiones, un hombre de aspecto desali√Īado llama a una de las casas.
La due√Īa de casa abre y √©l le dice:
- Yo ser inmigrante buscando trabajo. Por favor ¬Ņpodr√≠a
ayudarme?
La se√Īora, que estaba entretenida tomando caf√© con unas amigas, se compadece y le dice:
- Tengo algo que usted puede hacer: tome este bote de pintura verde y de la vuelta a la casa. En la parte trasera encontrar√° un porche que necesita pintura.
Tres horas m√°s tarde el hombre regresa contento, esperando cobrar una buena propina, y le dice:
- Listo, ya termin√© se√Īora. Pero, yo inmigrante de Polonia, conocer bien autos europeos, ese no ser un Porsche sino un Mercedes.

Tags: inmigrantes, coches, pintura, pintores

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de profesiones, funcionarios

Un empleado del gobierno contrata a un hombre rubio para que pinte las líneas de la calle.
El primer día el rubio pinta 10 Km. y el jefe queda contento.
El segundo dia el rubio pinta 5 Km. y el jefe no dice nada.
El tercer día el rubio pinta 2 Km. y el jefe no dice nada.
El cuarto día sólo pinta 10 metros y el jefe enojado le pregunta:
¬ŅC√≥mo es posible que el primer dia pinte 10 kil√≥metros y hoy solo diez metros?
‚ÄúPues es natural‚ÄĚ, contesta el rubio ‚Äúcada d√≠a el bote de pintura me queda m√°s lejos‚ÄĚ
Saludos…

Tags: rubios, pintura

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de internacionales, buenos, largos

Tres hombres, un catal√°n, un vasco y un madrile√Īo, se perdieron en la selva y fueron capturados por unos can√≠bales.

El rey de los caníbales le dijo a los prisioneros que podían salvar sus vidas si lograban pasar una prueba que contenía dos partes: La primera parte de la prueba, era volver a la selva y conseguir diez unidades de una misma fruta. Entonces cada uno de los tres hombres tomó su camino a la selva para encontrar las frutas. El Vasco regresó y le dijo al rey:

- Me llamo Patxi, yo traje 10 manzanas.

El rey le explicó la segunda parte de la prueba:

- Ahora tienes que meterte por el recto cada una de las frutas. ¡Sin poner ninguna expresión en la cara, o te comemos!

La primera manzana entró, pero con la segunda, el vasco se retorció de dolor, por lo que inmediatamente lo mataron.

El catalán llegó y le mostró al rey diez cerezas. Cuando el rey le explicó la segunda parte de la prueba, el hombre pensó que sería tarea muy fácil, entonces
empezó:
1.. 2.. 3.. 4.. 5.. 6.. 7.. 8.. 9 y justo en la novena cereza, soltó una carcajada y lo mataron.
El vasco y el catalán se encontraron en el cielo, y el vasco le preguntó al otro:
- Oye Pere, ¬Ņy usted porque solt√≥ la carcajada, si ya casi lo hab√≠a logrado?
A lo que el catal√°n le contesta:
- No pude evitarlo, es que vi al madrile√Īo, llegando con PI√ĎAS!

Tags: catalanes, madrile√Īos, vascos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, religión

Esto es un granjero que va a la iglesia y le dice al cura:
- Se√Īor cura, ¬Ņme presta su loro?
- Vale pero no le ense√Īes palabrotas.
- Vale
Va el granjero andando y empieza a llover y dice:
- Joé, ¡cómo llueve!
... y el loro se lo queda en la mente.
Pasa delante de un toro que esta durmiendo y dice:
- Cogerle de las pelotas a ver si se levanta.
... y el loro se lo queda en la mente.
Sale un reba√Īo de ovejas
corriendo y dice:
- Corred putillas, corred que ya os alcanzaré.
... y el loro se lo queda en la mente.
El granjero le devuelve el loro al cura.
Llega el domingo y el cura bebe el vino y dice el loro:
- Joder, ¡cómo llueve!
... y el cura se desmaya.
Y dice el loro:
- Cogerle de las pelotas a ver si se levanta
... y salen las monjas corriendo.
Y grita el loro:
- Corred putillas, corred, que ya os alcanzaré...

Tags: curas, loros, monjas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+