XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de poesía

Otros chistes

Chiste de profesores, buenos

Llega un nuevo profesor a la universidad, trajeado y vistoso, a impartir un curso de fisica fundamental. Desde la tarima popone a sus alumnos el siguiente problema:
- Teniendo en cuenta el volumen que ocupan ustedes (yo no, que para eso soy catedrático), la velocidad del rayo lumínico solar, la aberración del polvo desplazado por la tiza y las vibraciones emitidas por mis cuerdas vocales, calculen la edad que tengo.
Todos los alumnos tiemblan ante el problema, excepto uno que levanta la mano y dice de inmediato: "cuarenta y cuatro".
El catedrático se sorprende y pregunta:
- Y usted, ¿cómo lo sabe?
- Muy fácil. Tengo un hermano que tiene 22 y es medio gilipollas.

Tags: físicos, locos, catedráticos, universitarios

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de ancianos, matrimonios

Una noche una pareja de mayorcitos estaba acostada en su cama.
El marido se estaba quedando dormido, pero su mujer se sentía romántica y quería conversar.
Le dijo: “Cuando me enamorabas, me cogías de la mano...”
.. De mala gana, el marido se dio media vuelta, le cogió la mano por unos segundos y luego trató de dormirse otra vez.
Ella le dijo nuevamente: “Entonces me besabas...”
Algo molesto, se dio media vuelta otra vez y le dio un ligero beso en la mejilla y luego se acomodó para dormirse.
A los treinta segundos, ella le dijo: “Luego tú me mordías en el cuello...”
Molesto, el marido tiró la ropa de cama y se levantó.
“¿A dónde vas ahora?”, le preguntó ella.
“¡¡¡Joder, a buscar los dientes…!!!”

Tags: besos, maridos, camas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de internacionales, buenos

Estaba una familia de catalanes reunida ante el féretro del padrerecién fallecido.
El hijo menor dice:
- Ahora tendremos que hacer realidad la última
voluntad de papá: ser enterrado con un millón de pesetas en el ataúd.
El hijo mediano añade:
- Sí, bueno... pero en realidad sólo
pondremos 750.000 pesetas, porque hay que descontar el 25 por ciento de IRPF.
El hijo mayor apostilla: -
-También tendremos que deducir el 16 por cientode IVA......
La viuda tercia en la conversación de forma resolutiva.
- ¡Basta ya!
Vuestro padre no merece estos regateos. Se le enterrará con la tarjeta de crédito.... y que él gaste cuanto quiera.

Tags: funerales, hijos, padres, famílias, entierros

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+