XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de programadores

Chiste de informática, abogados, religión, largos

Un día se murió un experto en programación y automatización de sistemas. Llevaba una vida ejemplar, pero no creía en Dios, por tanto lo mandaron al infierno. Era muy bueno programando y en poco tiempo arregló todos los desperfectos en el infierno, dejando todo que funcionara en forma automática, sin tener que resetear los equipos.
Instaló acondicionadores en las oficinas, cafeteras automáticas, sistema multicanal de TV en todos los departamentos y puso a funcionar muchos otros servicios. Dios al enterarse de todo esto lo quiso transferir al paraíso, pero el Diablo se opuso. Dios se molestó y le dijo:
- ¡Te voy a demandar!
- Sí, como no, dijo el Diablo con sarcasmo.
- ¿Y dónde encontrarás un buen abogado, si en el paraíso no hay ninguno?

Tags: cielo, infierno, programadores

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de amigos, dinero

Están dos amigos en un bar y uno le dice a otro:
- Te veo preocupado. ¿Te pasa algo?
- Sí tengo que contarte algo muy importante.
- Pues dímelo somos amigos.
- No aquí no que es un secreto y podrían oírnos.
Salen fuera del bar y el amigo le dice:
- Es que he tenido un problema con el juego y debo 6000 euros.
- Pues no te preocupes hombre no se lo contaré a nadie.

Tags: deudas, secretos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, varios, amigos

Tres amigos están discutiendo sobre la cosa más rápida del mundo:
El primero dice: Yo creo que la cosa más rápida del mundo es el rayo; cuando cae del cielo, baja tan rápido que ni los ves.
El segundo dice: Yo creo que la cosa más rápida es la luz, porque cuando llegas a tu casa y le aprietas el interruptor para encenderla, pulsas y al instante, sin darte cuenta esta encendida.
Y el tercero sentencia: Pues yo creo que hay otra cosa más rápida que el rayo y la luz.
Los otros dos preguntan: ¿Y cuál es?
-La diarrea. Una noche estaba en el campo y de pronto se me retorció el estómago; salí para mi casa como un rayo y cuando encendí la luz, ya me había cagado.

Tags: diarrea

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+