XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de química

Otros chistes

Chiste de largos, buenos

Un hombre está en un bar y le dice al camarero:
- Te apuesto 200 euros que yo orino en el vaso que está a 5 metros sin tirar ninguna gota de orina en el suelo.
- Bueno, le contesta el camarero.
El hombre se la saca y sale la orina, orina la mesa, la barra, el camarero y todo el bar. Lo deja todo perdido...
El hombre riéndose va al fondo del bar y habla con unos jóvenes y trae los 200 euros y se los da al camarero.
El camarero le dice:
- Grandísimo estúpido acabas de perder 200 euros.
Y el hombre le contesta:
- ¿Ves aquellos jóvenes del fondo? Les aposté 500 euros que orinaba en todo el bar y que no solo no te ibas a enojar sinó que además te reirías.

Tags: apuestas, bares

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de niños, ladrones

Va el hijo al padre gitano y le dice:
- Ay papa me voy al colegio.
y su padre le dice:
- Muy bien hijo,aver cuanto es 4x4.
- Papa pues un todoterreno.
- Muy bien hijo y 3x2.
- Pues el carrefur.
- vale y ahora un ploblema de matematicas. Si en un huerto hay 200 melones y en la fragoneta caben solo 100 cuantos quedan.
- Papa nos queda otro viaje.
y ahora viene el otro hijo y le dice:
- Ay papa yo también soy el mas listo de la clase porque estábamos en el vestuario y los niños la tenían muy pequeña y yo la tengo grande eso papa es por ser gitano?
- No hijo eso porque tu tienes 18 años y vas con los de primaria.

Tags: gitanos, colegios

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de amigos, animales, malos, largos

Un señor que tenía una gata, estaba harto de que le arañase todos los muebles de la casa y no sabía como deshacerse de ella, se fue al monte y la dejo abandonada. Después de unos días la gata regresó.
El señor se la volvió a llevar y la tiró del otro lado del monte, y la gata volvió. Desesperado, le preguntó a un amigo, cómo lo podía hacer para que no volviera y éste le dio algunas indicaciones:
- Cruza el monte, ve al río y crúzalo, gira a la derecha, luego a la izquierda,otra vez a la derecha, cruza el puente y deja la gata.
Después de una semana, se encuentra con el amigo, todo sucio, cansado, hambriento, desvelado y sediento, y le pregunta:
- ¿Cómo te fue?
- Qué quieres que te diga, que si no es por la gata, ¡no regreso!

Tags: montañas, gatos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+