XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de relaciones

Otros chistes

Chiste de matrimonios, buenos

Marido y mujer acuden al psic√≥logo tras 30 a√Īos de matrimonio.
Cuando se les pregunta cu√°l es el problema, la mujer saca una lista larga y detallada de todos los problemas que han tenido durante los 30 a√Īos de matrimonio:
- …poca atención, falta de intimidad, vacío, soledad, no sentirse amada, no sentirse deseada… - La lista es interminable.
Finalmente, el terapeuta se levanta, se acerca a la mujer, le pide que pare y la abraza y besa apasionadamente, mientras que el marido los observa con una ceja m√°s alta que la otra.
La mujer se queda muda y se sienta en la silla medio aturdida..
El terapeuta se dirige al marido y le dice:
- Esto es lo que su esposa necesita al menos 3 veces por semana. ¬ŅPuede usted hacerlo?
El marido se queda meditando unos instantes y responde:
-Bueno, la puedo traer los lunes y los mi√©rcoles, pero los viernes tengo f√ļtbol.

Tags: psicólogos, futbol

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, matrimonios

Un t√≠o que se muere, est√° dentro del ata√ļd y un colega suyo va a visitarle.
Se pone delante del féretro y empieza a decirle:
- Ya te lo dec√≠a yo Evaristo que el tabaco te va a matar, y t√ļ venga tabaco y dale al tabaco y venga nicotina, mamonazo que eres un mamonazo.
La viuda se le acerca y le dice:
- Déjale en paz que le ha atropellado un camión
Y dice el colega.
- ¬°Pero iba a por tabaco!

Tags: funerarias, entierros, tabaco

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de amigos, buenos

Una pareja de amigos cazadores se encuentra en el bosque dispuesta a practicar su deporte favorito cuando, de repente, uno de ellos cae desplomado al suelo, con los ojos en blanco y al parecer sin respiración. El otro cazador desenfunda rápidamente el teléfono móvil y llama a los servicios de emergencia:
-Oiga, mi amigo ha muerto, mi amigo ha muerto, ¬Ņqu√© puedo hacer?-pregunta desesperado.
La telefonista, con voz calmada, le responde:
-Tranquilícese. Yo estoy aquí para ayudarle. Y lo primero que debe hacer es asegurarse que su amigo esté realmente muerto.
Se hace un silencio en la línea y, al cabo de un rato, se escucha un tiro. El cazador vuelve a ponerse al teléfono:
-Bueno, eso ya est√° resuelto. ¬ŅY ahora qu√©?

Tags: cazadores

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+