XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de rumores

Otros chistes

Chiste de malos

- ¡Tengo un hijo tan tonto, María!
- ¡No más que el mío, Paca!
Los dos hijos se acercan.
- Anda, Pepito, vete a casa a ver sí estoy.
El ni√Īo se va. La otra madre:
- Anda, Manolíto, toma un euro y cómprame un
televisor color.
Los ni√Īos se encuentran:
- ¬°Tengo una madre m√°s tonta, Pepito!
- ¡No más que la mía. Manolíto!
- La mía me mandó a casa a ver si está ¡y no me ha dado la llave!
- Pues fijate la mía: me da un euro para comprar un
televisor color: ¡y no me ha dicho de qué color lo quiere!

Tags: llaves, televisiones, madres, hijos, tontos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de varios

Un gallego es condenado a muerte, y le dan a elegir que tipo de condena prefiere.
-Quisiera morir de sida
-Muy bien, concedido
Entonces un médico llega a su celda y le inyecta el virus del VIH, mientras el gallego empieza a reírse a carcajadas.

-Cómo puede reirse, si le estamos inyectando el virus del sida?
-¬°De lo tontos que son!
-¬ŅQu√©? ¬°Expl√≠quese!
-Jajajaja, es que tengo un condón puesto!

Tags: gallegos, condones, sida, c√°rceles

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de matrimonios, médicos, largos

Un hombre va al otorrino y le dice:
- Mire es que mi mujer se est√° quedando sorda.
- Ya bueno, y ¬Ņd√≥nde est√° su mujer?
- No, es que es muy orgullosa y no va a querer venir, pero yo necesito que me dé una solución porque ya no puedo más con ella. Yo la quiero mucho pero esta falta de comunicación me está matando.
- Bueno vale, pues vamos a hacer una cosa. Usted hablele a ella desde una distancia prudencial, y vaya acerc√°ndose hasta que ella le conteste. Luego me mide la distancia, me lo dice y ya veo yo el grado de sordera que tiene y ya la puedo ayudar.
All√° que se va el hombre para casa, y nada m√°s entrar grita:
- ¬°Amparo!
Nada. Se acerca hasta el recibidor y vuelve a gritar:
- ¬°Amparo!
Nada. Entonces ya entra hasta el salón y vuelve a gritar:
- ¬°Amparo!
Y nada. Ya desesperado, que piensa que su mujer está sorda como una tapia, se acerca hasta la cocina y allí la ve fregando. Se pone detrás de ella y vuelve a gritarle:
- ¬°Amparo!
- ¬°¬°¬°¬Ņ¬Ņ¬ŅQu√© quieres co√Īoooo, que ya te lo pregunt√© cuatro veces???!!!

Tags: mujer, sordera, otorrino

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+