XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de rusos

Chiste de buenos, internacionales, verdes, animales

En un concurso del tío más duro del mundo se presentan varios candidatos y entre todos destacan 3: el ruso, el americano y Paco el bruto.
Las pruebas consisten en matar un oso y hacerlo con una prostituta hasta agotarla.
En esto que sale el candidato ruso, mata al oso en media hora y quince minutos después acaba con la prostituta. El americano mejora el tiempo total en cinco minutos.
Finalmente sale Paco el bruto. Pasa el tiempo y a las cuatro horas aparece todo ara√Īado y sangrando por todos los lados y dice:
- ¬ŅD√≥nde est√° la puta que hay que matar?

Tags: osos, americanos, rusos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de buenos, amigos

- Qué te pasa, hombre, que te veo muy preocupado?
- Nada, tío, que mi negocio no funciona.
- ¬ŅPusiste letreros?
- Los m√°s caros.
- ¬ŅPusiste ofertas?
- Imposibles de igualar.
- ¬ŅPropaganda?
- También.
- Entonces, ¬Ņqu√© puede fallar?, vamos a ver... D√©jame echar un viscazo... Letreros, propaganda, ofertas... ¬°Ser√°s idiota! Que no es con CE, ¬°sastrer√≠a se escribe con ESE!

Tags: negocios

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de médicos, largos, verdes

Esto era un cura que en los √ļltimos meses not√≥ que tenia la barriga cada vez m√°s hinchada, as√≠ que se fue al m√©dico a pedir consejo. Una vez en el hospital los m√©dicos vieron que eran gases, nada grave y quisieron gastarle una broma, lo anestesiaron, le sacaron los gases y le pusieron a un beb√© hu√©rfano al lado, al despertar el m√©dico le dijo:
- Le hemos sacado de la barriga este ni√Īo.
El cura preocupado se fue para su casa y allí les dijo a sus amigos y conocidos que el bebé era un sobrino suyo que se había quedado huérfano.
Pasaron los a√Īos y el cura se hizo mayor, y ya en su lecho de muerte llam√≥ a su sobrino:
- José, tengo que contarte una cosa muy importante antes de morir.
- No se preocupe, siempre he sospechado que usted era mi padre.
- No, no soy tu padre hijo, soy tu madre, tu padre es el Obispo!

Tags: bebes, gases, hijos, curas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+