XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de sangre

Otros chistes

Chiste de buenos, verdes

En el cerebro de un hombre había una neurona triste y sola. De repente un día aparece otra neurona con aspecto de felicidad y le pregunta:
- ¿Que estás haciendo aqui sola?
La triste contesta:
- Bueno, no se… siempre he estado sola, nunca había visto antes a otra como yo.
La feliz replica:
- Desde luego… venid al pene que estamos todas allá.

Tags: feministas, neuronas, cerebros, hombres

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de niños, largos, buenos

Un hombre va a comprarle un juguete a su hija y le pregunta a la vendedora:
- ¿Cuánto cuesta la barbie del escaparate?

De una manera condescendiente la de la juguetería le respondió:
- ¿cuál?... tenemos:
Barbie va al gimnasio, por 19.95 euros,
Barbie juega al volley, por 19.95 euros,
Barbie va de compras, por 19.95 euros,
Barbie va a trabajar, por 19.95 euros,
Barbie va a bailar, por 19.95 euros,
y Barbie divorciada, por 265.95 euros.

Asombrado, el hombre pregunta:
- ¿Por qué la barbie divorciada cuesta 265.95 euros cuando las demás cuestan 19.95?

La vendedora con aire de autosuficiencia responde:
- Señor, Barbie divorciada viene con:
el coche de Ken,
la casa de Ken,
la lancha de Ken,
los muebles de Ken,
el ordenador de Ken...
¡y un amigo de Ken!

Tags: vendedores, vendedoras, Barbie

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de animales, buenos, largos

Un señor odia al gato de su mujer porqué no hace más que arañarle a traición y decide hacerlo desaparecer. Lo mete en una bolsa y lo lleva en el coche a 20 kilómetros de su casa.
Cuando vuelve, el gato está sentado en el portal de la casa. Nervioso, el tipo repite la operación, pero ahora lo abandona a 40 kilómetros de su casa. Cuando vuelve, el gato otra vez está esperándolo en la puerta.
El hombre enfadado; agarra el gato, lo pone en el coche y recorre 93 kilómetros al este, 30 al norte, 27 al oeste y 25 hacia el sur... Suelta el gato y emprende el regreso a casa.
Al cabo de un rato, llama a su mujer por el móvil y le dice:
- Cariño, ¿el gato está por ahí?
- Acaba de llegar, ¿por qué, querido?
- Pon a ese desgraciado al teléfono, que me he perdido!!!

Tags: gatos, coches

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+