XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de seiscientos

Otros chistes

Chiste de profesiones, cortos, matrimonios, infidelidad

Un respetable ginecólogo está paseando por la calle con su
esposa.
Al lado de ellos pasa una muchacha joven, sensual, minifalda, mucho maquillaje y saluda al doctor con cariño:
- ¡Hola, mi amor!
El doctor le dice a su esposa:
- No pienses nada raro. La conozco por el lado estrictamente profesional.
- Y pregunta la esposa:
- ¿El lado profesional tuyo o el de ella?

Tags: ginecólogos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de malos

Paco, el jorobado del pueblo, pasea por el campo y de pronto, un estruendo y aparece Lucifer:
- ¡Tú! ¿Qué llevas en la espalda?
- Yo, yo... una joroba.
- Pues ¡¡¡flís, flas!!! ¡Ya no la tienes!
Y con un movimiento de manos la joroba desaparece.
Al día siguiente el jorobado se encuentra con su amigo Pepe, que es cojo.
- Pepe, tienes que creerme. El tipo hizo ¡flis-flas! y
me ha quitado la joroba.
- Bueno, pues voy a ir yo, a ver si me quita la cojera.
Y Pepe va al mismo lugar del campo.
De pronto se oye el estampido y aparece Lucifer:
- ¡Tú! ¿Qué llevas en Ia espalda?
- Yo... ¿En la espalda?... Nada.
- Pues.“ ¡¡¡flis, flas!!! ¡Ahí tienes una joroba!

Tags: jorobados, cojos, satanás, pueblerinos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos, buenos

Era un pescador que todos los sábados, a las 6 de la mañana, acudía a pescar a San Carlos de la Rapita. Prepara los aparejos y el anzuelo y los echa al agua.
Al rato un tío se le pone al lado.
Sábado, ocho de la mañana, el pescador con la caña y el tipo al lado.
Sábado , una de la tarde, el tío con la caña y el menda al lado.
Sábado, siete de la tarde, el tío con la caña y el nota al lado.
Domingo, seis de la mañana, el tío con la caña y el tipo al lado.
Domingo, una de la tarde, el tío con la caña no puede más y le dice:
- A usted también le gusta la pesca ¿no?.
- ¡A mí, que va, yo no tendría paciencia oiga!.

Tags: pescadores, absurdos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+