XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de sembrar

Otros chistes

Chiste de animales, malos

Hab√≠a una vez una se√Īora que viv√≠a en el monte con 3 perros que se llamaban: Te veo, Te sigo viendo y Ya no te veo.
Un d√≠a a la se√Īora se le perdieron los perros.
Y por ah√≠ hab√≠a un se√Īor cagando, y la se√Īora empieza a llamar a los perros: Te veo!!
Entonces el se√Īor se movi√≥ un poco
- Te sigo viendo!!
Entonces el se√Īor se movi√≥ otro poco m√°s
- Ya no te veo!!
y el se√Īor responde:
- Como me va a ver vieja hija de puta si me caí a un hueco

Tags: perros, guarros

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de infidelidad, verdes, amigos

Se encuentran dos amigos y le dice uno al otro:
- No sabes lo que me pasó ayer. Llego a casa y me encuentro a mi mujer en la cama con un culturista. El caso es que para mi sorpresa el tío cachas va y me coge del cuello, me empuja a un rincón, me pinta una raya en el suelo y me dice: - Como pises esta raya, te mato. Y acto seguido se vuelve a la cama con mi mujer a continuar la faena.
- ¬°Vaya situaci√≥n! y tu, ¬Ņqu√© hiciste?
- ¬ŅYo?... ¬°Qu√© se creer√≠a ese t√≠o!. ¬°Cuando no miraba, pisaba la raya!

Tags: deportistas, culturistas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de amigos, animales, malos, largos

Un se√Īor que ten√≠a una gata, estaba harto de que le ara√Īase todos los muebles de la casa y no sab√≠a como deshacerse de ella, se fue al monte y la dejo abandonada. Despu√©s de unos d√≠as la gata regres√≥.
El se√Īor se la volvi√≥ a llevar y la tir√≥ del otro lado del monte, y la gata volvi√≥. Desesperado, le pregunt√≥ a un amigo, c√≥mo lo pod√≠a hacer para que no volviera y √©ste le dio algunas indicaciones:
- Cruza el monte, ve al r√≠o y cr√ļzalo, gira a la derecha, luego a la izquierda,otra vez a la derecha, cruza el puente y deja la gata.
Después de una semana, se encuentra con el amigo, todo sucio, cansado, hambriento, desvelado y sediento, y le pregunta:
- ¬ŅC√≥mo te fue?
- Qué quieres que te diga, que si no es por la gata, ¡no regreso!

Tags: monta√Īas, gatos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+