XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de sembrar

Otros chistes

Chiste de vascos, largos

Va uno de Bilbao conduciendo su reci√©n estrenado coche, por la autov√≠a, direcci√≥n San Sebasti√°n, cuando en una de las curvas, se sale de la carretera y se pega ‚Äúla gran hostia‚ÄĚ, quedando el flamante coche completamente abollado.
El bilbaíno sale del coche, y empieza a mirar el mal estado en que ha quedado su flamante coche y en éstas pasa un donostiarra, y viendo lo mal que estaba el de Bilbao, detiene su coche, y le dice :
- No te preocupes, hombre, si quieres dejar el coche, tal y como estaba antes, no tienes mas que soplar por el tubo de escape, y a medida que se vaya hinchando, irán desapareciendo las abolladuras.Dicho esto el donostiarra vuelve a montarse en el coche y deja al bilbaíno manos a la obra.
El bilbaíno todo agradecido, se tumba en el suelo, y empieza a soplar por el tubo de escape, como le había dicho el donostiarra y en éstas que pasa otro de Bilbao, que al ver a su paisano tumbado en el suelo, decide detenerse para echarle una mano.
El bilbaíno accidentado cuenta a su paisano lo que le ha sucedido, y el brillante consejo que le había dado el donostiarra.
El √ļltimo bilba√≠no en llegar, mira at√≥nito al bilba√≠no accidentado, y le dice:
- ¡¡TU ERES TONTO O QUE!!... como piensas que se va a hinchar el coche soplando por el tubo de escape…………. SI TIENES LAS VENTANILLAS BAJADAS.

Tags: coches, accidentes

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de azafatas, ancianos, largos

Después de efectuado el despegue, el piloto del avión se dirige a los pasajeros por el altavoz:
- Estimados pasajeros, el vuelo se estima de 14 hrs. por favor mantengan sus cinturones abrochados y disfruten del vuelo.
Al terminar el rollo de siempre, olvida apagar el micrófono y empieza a decirle a su copiloto:
- ¡Ahora sí, nada más pongo el piloto automático, me echo una buena cagada, y luego me hago a la azafata!"
Al notar que todos los pasajeros escuchan el comentario, la azafata sale corriendo para avisar al capitán que apague el micrófono, cuando una ancianita sentada junto al pasillo le pone el bastón, tropieza y al !!SUELO!! La azafata, desconcertada, voltea a ver a la anciana, que le dice:
- ¡¡¡Quieta!!! Primero déjalo que cague.

Tags: aviones, capitanes

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+