XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de sevilla

Chiste de buenos, largos, religión, verdes

Esto es una monjita que iba hacia Sevilla, y se le estropea el 4L. Se pone a hacer auto-stop y para un camión que tambien va a Sevilla y la lleva. Una vez dentro, la monjita empieza a mirar al camiónero y piensa: "Este camiónero no esta nada mal". Total, que empieza a lanzarle miradas provocadoras e insinuantes. El camiónero, que no tiene reparos a la hora de echar un kiki, se detiene en la cuneta y se ponen a la faena. Cuando terminan vuelven a la carretera. La monjita comenta entusiasmada:
- Cuando llegue a Sevilla y le diga a la madre superiora que he echado tres polvos con un camiónero se le va a poner una cara...
El camiónero la mira extrañado y le dice:
- Pero, hermana, si solo hemos echado uno.
- Si, pero no me dira que de aquí a Sevilla no van a caer otros dos.

Tags: sevilla, monjas, camiones

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de religión, largos, buenos

Un cura granadino está en la iglesia y viene el obispo y le dice:
-TIenes que irte a sevilla.
Y el cura, que odia a los sevillanos, se tuvo que ir.
Entonces está dando la primera misa y empieza a hablar de Adán y Eva:
-Adán, bueno, puro... ¡del barrio de la Chana, de Granada!
-Eva, mala, impura... ¡del barrio de la Macarena, de Sevilla!
Y todo el mundo alborotado.
Al día siguiente da la segunda misa y se pone a hablar de Caín y Abel:
-Abel, bueno, puro... ¡del barrio del Zaidín, de Granada!
-Caín, malo, impuro... ¡del barrio del Nervión, de Sevilla!
Y todo el mundo alborotado de nuevo.
Al finalizar la misa, se le acerca el obispo de Sevilla y le dice:
-Esto no puede seguir así, mañana das la última misa y te vas.
A lo que piensa el cura:
<>
Al día siguiente habla de la Última Cena, donde todos los apóstoles se acercaban a Jesús diciendo:
-¿Seré yo, maestro?
-No, no serás tu, Pedro.
-¿Seré yo, maestro?
-No, no serás tu, Juan.
Así hasta que le toca el turno a Judas y este se acerca y le dice:
-¿¿¿¡¡¡¡ZERÉ YO, MIÁRMA!!!!???

Tags: granada, sevilla, curas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de niños, funcionarios, infidelidad

Una señora va a sacar el pasaporte. El funcionario de turno le pregunta:
-¿Cuantos hijos tiene, señora?
-Diez.
-¿Cómo se llaman?
-Bernardo, Bernardo, Bernardo, Bernardo, Bernardo, Bernardo, Bernardo, Bernardo, Bernardo, y Bernardo.
- ¿Todos se llaman Bernardo?
- ¿Y cómo le hace para llamarlos cuando, por ejemplo, están jugando todos afuera?
-Muy simple, grito Bernardo y todos entran.
-¿Y si quiere que vayan a comer?
-Igual. Grito Bernardo y todos se sientan a comer.
-Pero si usted quiere hablar con uno en particular, ¿cómo le hace?
-¡Ah! En ese caso, lo llamo por su apellido.

Tags: nombres

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de animales, largos, buenos

Un tipo va al África y, para no sentirse tan solo, decide llevar a su perro, un chihuahua mariquita. El primer día del safari, el animal, muy contento, se pone a corretear detrás de las mariposas y cuando menos se lo esperó ya se había separado del grupo.
El chihuahua, desesperado, empezó a buscarlos cuando, en eso, ve que una pantera muy enfurecida se dirigía hacia él dispuesta a comérselo.
Asustado, rápidamente piensa qué hacer; ve unos huesos que estaban junto a él y los empieza a morder con mucha ferocidad. Justo cuando la pantera lo iba a atacar, el perro exclama:
- ¡Mmmmmm, qué rica pantera me acabo de comer!
La pantera, al escuchar eso, se frena con estruendo y huye muy asustada mascullando:
- ¡Jodido perro, por poco me come a mí también!
Pero arriba de un árbol, estaba un mono cabrón que vio todo lo que había pasado. Éste se baja muy rápido y va tras la pantera para contarle todo lo que vio. Al escuchar aquello, la pantera, muy enojada, le ordena al mono:
- Súbete, vamos a buscar a ese maldito perro para ver quién se come a quién.
El perro mariquita se da cuenta que la pantera viene, con el simio trepado, dispuesta a todo. En un instante, el perro adivina que el mono fue con el chisme pero en lugar de correr, se da la vuelta como si no hubiera visto nada y se pone a leer un periódico. Cuando la pantera ya lo iba a atacar, el perro se queja:
-¡Puto mono de los cojones!!!, hace como media hora que lo mandé por otra pantera y todavía no regresa!

Tags: panteras, perros, monos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de matrimonios, médicos

Una mujer preocupada porque su esposo no le contesta, decide llevarlo al médico:
La mujer habla con el médico y le dice:
-Doctor, le hablo a mi esposo y él no me responde. -Creo que tiene un grave problema auditivo.
El doctor examina al hombre, luego sale y le dice a la Señora:
-Señora, su esposo tiene ‘Otitis Testicular‘. -
¿Y que quiere decir eso, doctor?
-Que su esposo la escucha, pero le importa un huevo lo que usted le dice…

Tags: huevos, sordos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de cortos, buenos, borrachos

Tres borrachos salen de un bar y piden un taxi.
El taxista vio que estaban muy mal, así que cuando entran en el coche y al momento de encender el motor, lo apaga y dice: “¡¡LLEGAMOS!!”.
El primer borracho le paga, el segundo le da las gracias, y el tercero le da una bofetada...
El taxista, sorprendido, pensando que el tercero se dio cuenta del engaño, le pregunta: ¿por qué me ha pegado?
El borracho le dice: “¡¡Pa que no corras tanto, loco, que casi nos matamos!!”.

Tags: taxistas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos, infidelidad, verdes

Un individuo va a cobrar una factura a una casa. Llama a la puerta y le recibe una señora estupenda en picardías.
- Ejem... Buenas, venía a cobrar esta factura.
La mujer la analiza y le contesta:
- Mire es preferible que venga mañana porque es de mi marido y ahora está de viaje.
Vuelve al día siguiente, llama y le recibe la misma mujer, esta vez sin picardías.
- Lo siento pero mi marido ha retrasado el viaje, le
importaría volver mañana.
Por tercera vez se dirige el señor a la casa. Cuando esta llegando piensa que la mujer se le esta insinuando y antes de llamar al timbre se baja los pantalones. Se abre la puerta y aparece el marido de la señora.
El cobrador analiza rápidamente la situación y le dice:
- Vengo a cobrar esta factura y,... o me la paga o le meo.

Tags: facturas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+