XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de sexo

Chiste de verdes, buenos

Después de una noche en la discoteca, ella y el se van a casa de ella y se pasan la noche haciendo el amor, él se percata de la foto de otro hombre en la mesita de noche y comienza a preguntarle:
- ¬ŅEra tu esposo?
- No, para nada - dice ella, mordisque√°ndole la oreja.
- ¬ŅEra tu novio?
- No... -dice ella y sonríe.
-¬ŅPor qu√© te re√≠s?
- Es que me excita cuando te pones celoso.
El hace la ultima pregunta:
- Es acaso tu papa o alg√ļn hermano?
- Nooooo guapo, era yo?

Tags: discotecas, sexo

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de animales, matrimonios

Una mujer llega a casa y se encuentra al marido con un matamoscas en la mano.
- ¬ŅQu√© haces?- Le pregunta ella.
√Čl contesta:
- Matando moscas.
- ¬ŅY has matado alguna? - Prosigue la mujer.
- Sí, he matado 5 moscas !3 machos y 2 hembras!. Intrigada por la respuesta, la mujer insiste:
- ¬ŅC√≥mo sabes si son machos o hembras?
Y él le contesta:
- ¡3 estaban en el vaso de cerveza y 2 en el teléfono!

Tags: hombres, mujeres, moscas, sexo

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de largos, buenos

Era el examen final de inglés en la facultad. Como muchos de los exámenes universitarios, su principal objetivo era eliminar a los nuevos estudiantes. El examen duraba dos horas y cada estudiante recibió su correspondiente hoja de examen con las preguntas.
El profesor era muy recto y severo, catedrático a la antigua usanza, y le dijo a toda la clase que si el examen no estaba sobre su mesa después de dos horas exactamente, no se aceptaría, y el estudiante sería suspendido.
Media hora después de empezar el examen, un estudiante entró por la puerta y le pidió una hoja de examen al profesor:
- No va a tener tiempo usted para terminarlo, dijo el profesor al d√°rsela.
- Si que lo terminaré, contestó el estudiante.
Se sentó y empezó a escribir. Después de dos horas, el profesor pidió los exámenes, y todos los estudiantes, en ordenada fila, los entregaron. Todos menos el que había llegado tarde, que continuó escribiendo como si nada pasase.
Despu√©s de otra media hora, este √ļltimo estudiante se acerc√≥ a la mesa donde se encontraba el profesor sentado leyendo un libro. En el instante en que intent√≥ poner su examen encima del mont√≥n, dijo el profesor al alumno:
- Ni lo intente. No puedo aceptar eso. Ha terminado tarde.
El estudiante lo miró furioso e incrédulo.
- ¬ŅSabe qui√©n soy? -le pregunt√≥-.
- No, no tengo ni la menor idea -contestó el profesor en tono de voz sarcástico-.
- ¬ŅSabe qui√©n soy? -pregunt√≥ nuevamente el estudiante, apunt√°ndose a su propio pecho con su dedo, y acerc√°ndose de manera intimidante-.
- No, y no me importa en absoluto -contestó el profesor con un aire de superioridad-
En ese momento, el estudiante cogió rápidamente su examen y lo metió en medio del montón, entre todos los demás.
- ¡Eso es perfecto! -exclamó-.
Y se marchó.

Tags: estudiantes, profesores

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de animales, largos

Un carnicero estaba trabajando muy ocupado, cuando ve entrar a su local un perro al que echa de la tienda, poco después el perro entra nuevamente y esta vez el carnicero se da cuenta que el perro trae una nota en el hocico que dice:
¬ŅPodr√≠a darme una pierna de cordero, por favor?
Lo mira, y ahora tiene un billete de 10 euros en el hocico, as√≠ que el carnicero asombrado toma el dinero, mete la pierna de cordero en una bolsa y la coloca en el hocico del perro, el carnicero impresionado decide cerrar la tienda y seguir al perro, √©ste toma una calle hasta un cruce donde se detiene, deja la bolsa en el piso y se para en sus patas traseras para presionar el bot√≥n de cruce, una vez que cambia la luz, toma la bolsa, avanza y llega hasta un paradero de autobuses, ah√≠ se sienta pacientemente y cuando se aproxima un bus se para, mira el n√ļmero y se vuelve a sentar hasta que llega el autob√ļs adecuado, entonces toma la bolsa y se sube, ya arriba del autob√ļs mira por la ventana distra√≠damente hasta que llegan a un sector de la ciudad donde toca el timbre y se baja, de ah√≠ llega a una casa, deja la bolsa en el suelo y con la cabeza empieza a golpear la puerta un par de veces y como nadie abre la puerta, da la vuelta a la casa, esta vez golpea una ventana y regresa nuevamente a la puerta a esperar que abran, casi inmediatamente aparece un tipo en la puerta que empieza a gritar al perro, por lo que el carnicero le dice:
¬°Pero hombre! ¬ŅPor qu√© trata as√≠ al animal? ¬°Es un genio, bien podr√≠a salir en la televisi√≥n!
A lo que el hombre responde:
¬ŅGenio? ¬ŅEst√° usted loco? ¬°Esta es la segunda vez en esta semana que olvida su llave!

Tags: carniceros, perros

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+