XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de sida

Chiste de varios

Un gallego es condenado a muerte, y le dan a elegir que tipo de condena prefiere.
-Quisiera morir de sida
-Muy bien, concedido
Entonces un médico llega a su celda y le inyecta el virus del VIH, mientras el gallego empieza a reírse a carcajadas.

-Cómo puede reirse, si le estamos inyectando el virus del sida?
-¡De lo tontos que son!
-¿Qué? ¡Explíquese!
-Jajajaja, es que tengo un condón puesto!

Tags: gallegos, condones, sida, cárceles

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de verdes, buenos

Un vaquero se compra una ordeñadora automática y, cuando observa funcionar
a la máquina y ver el movimiento que hace ésta en las tetillas de los
animales, piensa que con el tejemaneje de aquel aparato podría él, hacerse una buena paja. Se enchufa la polla a la ordeñadora y, cuando se ha
corrido varias veces, no acierta a sacar la verga de aquel chisme. Coge el móvil y llama a la casa donde hizo la compra:
- ¡Oiga! ¿Cómo se para esta máquina?
El operario encargado del servicio técnico, le responde:
- ¡A los veinticinco litros de leche extraídos, se detiene ella sola!

Tags: buenisimos, vaqueros, vacas, leche

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos, buenos

Era un pescador que todos los sábados, a las 6 de la mañana, acudía a pescar a San Carlos de la Rapita. Prepara los aparejos y el anzuelo y los echa al agua.
Al rato un tío se le pone al lado.
Sábado, ocho de la mañana, el pescador con la caña y el tipo al lado.
Sábado , una de la tarde, el tío con la caña y el menda al lado.
Sábado, siete de la tarde, el tío con la caña y el nota al lado.
Domingo, seis de la mañana, el tío con la caña y el tipo al lado.
Domingo, una de la tarde, el tío con la caña no puede más y le dice:
- A usted también le gusta la pesca ¿no?.
- ¡A mí, que va, yo no tendría paciencia oiga!.

Tags: pescadores, absurdos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+