XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de sobrinos

Chiste de animales, buenos, borrachos

Entra un hombre borracho a un bar, se sienta en una mesa y empieza a gritar fuerte:
- ¬°Camarera, hip, cabbbmmmarera, hip!
- Se√Īor, por favor comp√≥rtese, ¬Ņqu√© desea?
Entonces el hombre saca unos pollitos de los bolsillos, los pone sobre la mesa y dice:
- Tráigame una botella de whisky para mí y para mis sobrinos.
La mujer queda muy asombrada, pero le trae la bebida. Al rato vuelve a llamar el hombre:
- ¡Camarera, una botella de tequila para mí y para mis sobrinos!
Al rato nuevamente:
- ¡Camarera, un champagne para mí y para mis sobrinos!
Entonces la mujer se acerca y le dice:
- Esc√ļcheme, usted ha bebido de m√°s pero no me va a decir que cree que esos pollitos son sus sobrinos.
- Por supuesto que s√≠, los encontr√© en la calle y me dec√≠an: ‚ÄúT√≠o, t√≠o, t√≠o, t√≠o‚ÄĚ.

Tags: sobrinos, tíos, camareros, bares

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de funcionarios, ni√Īos, m√©dicos

Estaban en un restaurante una madre con su hijo.
En un descuido, el ni√Īo se mete una moneda en la boca y se atraganta.
La madre intenta hacerle escupir la moneda golpeándole la espalda, dándole palmadas en el cuello, sacudiéndolo, sin éxito.
El ni√Īo ya comienza a dar muestras de asfixia y la madre, desesperada, comienza a gritar pidiendo auxilio.
Un se√Īor se levanta de una mesa cercana, y con pasmosa tranquilidad, sin decir palabra alguna, le baja los pantalones a la criatura, toma sus peque√Īos test√≠culos, los aprieta con fuerza, y tira hacia abajo violentamente.
Autom√°ticamente, el ni√Īo -ante el dolor irresistible- escupe la moneda, y el se√Īor, con la misma pasmosa tranquilidad con la que se acerc√≥, regresa a su mesa sin decir palabra.
Al rato, la se√Īora, ya tranquilizada, se acerca para agradecerle que haya salvado la vida a su hijo, y le pregunta:
- ¬ŅUsted es m√©dico?
- No se√Īora, SOY FUNCIONARIO DE HACIENDA experto en tocar los cojones hasta sacar la √ļltima moneda.

Tags: monedas, madres, restaurantes

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de cortos, malos, ancianos, amigos

Pepe y Manolo son dos amigos de la tercera edad que se veían en el parque todos los días para alimentar a las palomas, observar a las ardillas, discutir los problemas del mundo, etc. Pero un día Pepe no llegó.
Manolo no se preocupó mucho pensando que quizá estuvo resfriado o algo parecido. Pero después de una semana, Manolo realmente se preocupó, no sabía dónde vivía Pepe, por lo que no podía averiguar qué le había pasado.
Pasado un mes, Manolo fue al parque y sorpresa; allí estaba Pepe.
Manolo se alegró tanto de verlo que le dijo:
Por lo que más quieras Pepe, dime qué te pasó.
Pepe le contestó: He estado en la cárcel.
¬ŅEn la c√°rcel?, replic√≥ Manolo. ¬ŅQu√© te pas√≥?
Bueno, dijo Pepe, ¬Ņconoces a Angelines, la linda camarera rubia de la cafeter√≠a donde voy a menudo?
Claro, dijo Manolo... la recuerdo. ¬ŅQu√© pasa con ella?
Bueno, un d√≠a me demand√≥ por violaci√≥n. A mis 87 a√Īos, yo estaba tan orgulloso que... cuando fui al juzgado, me declar√© culpable.
... Y el maldito Juez me condenó a 30 días de cárcel por mentiroso.

Tags: viejos, jueces

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+