XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de sobrinos

Chiste de animales, buenos, borrachos

Entra un hombre borracho a un bar, se sienta en una mesa y empieza a gritar fuerte:
- ¡Camarera, hip, cabbbmmmarera, hip!
- Señor, por favor compórtese, ¿qué desea?
Entonces el hombre saca unos pollitos de los bolsillos, los pone sobre la mesa y dice:
- Tráigame una botella de whisky para mí y para mis sobrinos.
La mujer queda muy asombrada, pero le trae la bebida. Al rato vuelve a llamar el hombre:
- ¡Camarera, una botella de tequila para mí y para mis sobrinos!
Al rato nuevamente:
- ¡Camarera, un champagne para mí y para mis sobrinos!
Entonces la mujer se acerca y le dice:
- Escúcheme, usted ha bebido de más pero no me va a decir que cree que esos pollitos son sus sobrinos.
- Por supuesto que sí, los encontré en la calle y me decían: “Tío, tío, tío, tío”.

Tags: sobrinos, tíos, camareros, bares

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de informática, largos, buenos

Un buen día, un hijo le pregunta a su padre.
Papá, cómo nací yo?
Muy bien hijo, algún día debíamos hablar de esto, así que te voy a explicar lo que debes saber:
Un día, Papá y Mamá se conectaron al Facebook y se hicieron amigos. Papá le mando a Mamá un e-mail para vernos en un cybercafe. Descubrimos que teníamos muchas cosas en común y nos entendíamos muy bien.
Cuando no estábamos frente al laptop, chateábamos por el BlackBerry. Y así nos fuimos enamorando hasta que un cierto día decidimos compartir nuestros archivos.
Nos metimos disimuladamente en el W.C. y Papá introdujo su Pendrive en el puerto USB de Mamá. Cuando empezaron a descargarse los archivos nos dimos cuenta que nos habíamos olvidado del software de seguridad y que no teníamos Firewall. Ya era muy tarde para cancelar la descarga e imposible de borrar los archivos.
Así es que a los nueve meses.............

.........Apareció el VIRUS!

Tags: virus, tecnología

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos

En una escuela de Kung Fu:
- Maestro, ¿por qué no avanzo en mi técnica?
- ¿Has visto el atardecer, cuando las gaviotas vuelan libres por el inmenso cielo?
- Si, lo he visto maestro
- ¿Y has visto la cascada de agua golpeando la roca sin conseguir aparentemente nada?
- Si, maestro
- ¿Y la Luna llena que se refleja en el agua cristalina del lago?
- Si, maestro
- Aja... ya veo el problema, te pasas todo el día mirando chorradas en lugar de practicar.

Tags: deportes, maestros

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos, buenos

En un bar de Villanuño de Valdavia, estaban un grupo de amigos jugando al tute mientras por la tele, en la segunda, estaban dando un reportaje del profesor Coustov, unos buzos se tiraban al agua de espaldas al mar.
Uno de la mesa dice:
- Me gustaría saber por qué los buzos siempre se tiran de espaldas al mar.
Dice otro:
- Se tiran de espaldas al mar porque si se tiraran de
frente, el impacto con el agua les rompería las gafas y podría dañarles la visión.
Dice 'el Ambrosio':
- Que va hombre! Se tiran de espaldas porque si se tiraran de frente el peso de las bombonas les precipitaría dentro del casco y podrían ser absorbidos por las hélices.
- Que no hombre, se tiran de espaldas porque según el principio de Arquimedes (que también era buzo), todo cuerpo que se sumerge en el agua sufre un desplazamiento igual al volumen zambullido.
El Aniceto que estaba detrás de la barra les dice:
- Pero que torpes sois, hombre: Se tiran de espaldas porque si se tiraran de frente caerían dentro de barco ¡coño!

Tags: Eugenio, buzos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, borrachos

Este era un señor muy borracho, que ya se le había hecho costumbre llegar a su casa borrachísimo, su mujer muy enfadada le pone una trampa, se disfraza de satanás y se esconde detrás de un sillón para asustarlo.
El tipo llega, se sienta en el sillón, su mujer sale y empieza a dar de gritos, el sin inmutarse le contesta:
- ¡No me asustas, estoy casado con tu hermana!

Tags: hermanas, satanás

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+