XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de solteras

Otros chistes

Chiste de ladrones, largos, buenos

Sherlock Holmes y su inseparable compa√Īero el Dr. Watson se fueron a pasar unos d√≠as de acampada. Tras una buena cena y una botella de vino, se desearon buenas noches y se acostaron en sus respectivos sacos de dormir.
Pasadas unas horas, Holmes se despertó y llamó, dándole un golpe con el codo, a su fiel amigo:
-Watson, mira el cielo y dime: ¬Ņqu√© es lo que ves?
Watson oberva el cielo y le contesta:
-Veo millones de estrellas...
-Y eso, ¬Ņqu√© te indica? Volvi√≥ a preguntarle Holmes.
Watson pensó por unos instantes y plenamente convencido y decidido a impresionar a su amigo con sus dotes deductivas, contestó:
-Desde un punto de vista astronómico, me indica que existen millones de galaxias y, por lo tanto, billones de planetas.
-Astrológicamente hablando, me indica que Saturno está en conjunción con Tauro.
-Cronológicamente, deduzco que son en estos momentos aproximadamente las 2:15 de la madrugada.
-Teol√≥gicamente, puedo ver que Dios es todopoderoso y que nosotros somos peque√Ī√≠simos e insignificantes .
-Meteorol√≥gicamente, podr√≠a afirmar que ma√Īana gozaremos de un hermoso d√≠a soleado.
-Y a usted, ¬Ņque le indica mi querido Sherlock?
Tras un corto silencio, Holmes le contestó:
- Watson, que eres cada d√≠a m√°s est√ļpido.
¬°¬°Nos han robado la tienda de campa√Īa!!.

Tags: Sherlock, Watson, estrellas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos

En un lujoso barrio de Madrid, lleno de mansiones, un hombre de aspecto desali√Īado llama a una de las casas.
La due√Īa de casa abre y √©l le dice:
- Yo ser inmigrante buscando trabajo. Por favor ¬Ņpodr√≠a
ayudarme?
La se√Īora, que estaba entretenida tomando caf√© con unas amigas, se compadece y le dice:
- Tengo algo que usted puede hacer: tome este bote de pintura verde y de la vuelta a la casa. En la parte trasera encontrar√° un porche que necesita pintura.
Tres horas m√°s tarde el hombre regresa contento, esperando cobrar una buena propina, y le dice:
- Listo, ya termin√© se√Īora. Pero, yo inmigrante de Polonia, conocer bien autos europeos, ese no ser un Porsche sino un Mercedes.

Tags: inmigrantes, coches, pintura, pintores

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+