XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de sordera

Chiste de largos, buenos, matrimonios

Un tío que va al otorrinolaringólogo, mire doctor vengo porque tengo un problema.
- ¬ŅQue le ocurre?
- Que mi esposa est√° mal de la escucha, no oye muy bien.
- Y ¬Ņdonde est√° su esposa?
- Aquí esta el problema doctor, que no quiere venir, que dice que son manías mías, que yo estoy loco, que ella está bien.
- Pero si no me trae a su esposa ¬Ņc√≥mo quiere que le haga un diagn√≥stico?
- Doctor, piense algo, porque estamos a punto de separarnos y yo la quiero mucho y no desearía perderla.
- Mire..., no s√©,... lo √ļnico que se me ocurre es que cuando usted llegue a casa la llama por su nombre y la va llamando mientras se acerca hasta que ella le oiga y cuando ella le conteste, mide la distancia que hay entre usted y ella y as√≠ podr√© saber el grado de sordera que
padece.
- ¬°Gracias doctor ha salvado usted un matrimonio!
El tío llega a casa y nada más abrir la puerta grita:
AMPARO...
silencio.
Pasa al recibidor y vuelve a gritar: AMPARO.... nada.
Desde el pasillo de nuevo: AMPARO... nada.
Entra en el salón e insiste: AMPARO... silencio total.
Por fin entra en la cocina, la mujer estaba preparando un guiso y se coloca a la espalda de ella, a un palmo del cogote y la grita:
AMPARO
Y ella:
- ¬°Que co√Īo quieres, te he contestado ya cuatro veces, hombre!

Tags: sordos, sordera

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de matrimonios, médicos, largos

Un hombre va al otorrino y le dice:
- Mire es que mi mujer se est√° quedando sorda.
- Ya bueno, y ¬Ņd√≥nde est√° su mujer?
- No, es que es muy orgullosa y no va a querer venir, pero yo necesito que me dé una solución porque ya no puedo más con ella. Yo la quiero mucho pero esta falta de comunicación me está matando.
- Bueno vale, pues vamos a hacer una cosa. Usted hablele a ella desde una distancia prudencial, y vaya acerc√°ndose hasta que ella le conteste. Luego me mide la distancia, me lo dice y ya veo yo el grado de sordera que tiene y ya la puedo ayudar.
All√° que se va el hombre para casa, y nada m√°s entrar grita:
- ¬°Amparo!
Nada. Se acerca hasta el recibidor y vuelve a gritar:
- ¬°Amparo!
Nada. Entonces ya entra hasta el salón y vuelve a gritar:
- ¬°Amparo!
Y nada. Ya desesperado, que piensa que su mujer está sorda como una tapia, se acerca hasta la cocina y allí la ve fregando. Se pone detrás de ella y vuelve a gritarle:
- ¬°Amparo!
- ¬°¬°¬°¬Ņ¬Ņ¬ŅQu√© quieres co√Īoooo, que ya te lo pregunt√© cuatro veces???!!!

Tags: mujer, sordera, otorrino

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de buenos, amigos

Dos amigos se encuentran y uno le dice al otro:
- Pues he estado en Portugal de vacaciones.
- Y qué tal por allí? Qué tal las lusas??
- Las lusas? Esto...si, muy bien...
El amigo vuelve a su casa y busca el significado de lusas en el diccionario y ve que se trata del gentilicio de las portuguesas.
Al tiempo se vuelven a encontrar:
- Hombre!! Que tal todo??
- Pues bien, acabo de venir de Alemania!
- Ah si? Y cómo te fue? Te gustó? Qué tal las teutonas?
- Eh...bien, las teutonas bien.
El hombre va a casa y busca en el diccionario la palabra teutona, y ve que es el gentilicio de las mujeres de Alemania.
Al cabo de unos meses se encuentran:
- Hombre tío! Qué tal?? Cómo te va?
- De maravilla, acabo de venir de Egipto.
- Ah si?? Y qué tal por allí? Te gustaron las pirámides?
- Las pirámides? Uf tío, me acosté con 2. Unas fieras en la cama!

Tags: viajes

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, abogados

Un abogado llega tarde a un importante juicio y no encuentra estacionamiento... Levanta la vista al cielo y dice:
- Se√Īor, por favor, cons√≠gueme un sitio para aparcar y te prometo que ir√© a Misa los domingos del resto de mi vida, dejo las malas compa√Ī√≠as y los vicios. Y jam√°s en mi vida me volver√© a emborrachar... ¬°Y dejo de acostarme con mi secretaria, que adem√°s est√° casada!
Milagrosamente, en ese momento, aparece un sitio libre, el hombre aparca y dice:
-No te preocupes Se√Īor que ya encontr√© uno, pero gracias de todos modos

Tags: Dios

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+