XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de soriasis

Otros chistes

Chiste de inform√°tica, largos, buenos

Un buen día, un hijo le pregunta a su padre.
Papá, cómo nací yo?
Muy bien hijo, alg√ļn d√≠a deb√≠amos hablar de esto, as√≠ que te voy a explicar lo que debes saber:
Un d√≠a, Pap√° y Mam√° se conectaron al Facebook y se hicieron amigos. Pap√° le mando a Mam√° un e-mail para vernos en un cybercafe. Descubrimos que ten√≠amos muchas cosas en com√ļn y nos entend√≠amos muy bien.
Cuando no estábamos frente al laptop, chateábamos por el BlackBerry. Y así nos fuimos enamorando hasta que un cierto día decidimos compartir nuestros archivos.
Nos metimos disimuladamente en el W.C. y Papá introdujo su Pendrive en el puerto USB de Mamá. Cuando empezaron a descargarse los archivos nos dimos cuenta que nos habíamos olvidado del software de seguridad y que no teníamos Firewall. Ya era muy tarde para cancelar la descarga e imposible de borrar los archivos.
Así es que a los nueve meses.............

.........Apareció el VIRUS!

Tags: virus, tecnología

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos

En el manicomio, un loco gritaba:
- ¬°Yo soy el enviado de Dios!
Se le acerca otro loco y le dice:
- No, ¬°Yo soy el enviado de Dios!
Y así, los dos locos discuten.
Entonces, se acerca un tercer loco, y les pregunta:
- ¬ŅQu√© pasa aqu√≠?
Y el primer loco dice:
- ¬°Yo soy el enviado de Dios!
Y el segundo dice:
- No, ¬°Yo soy el enviado de Dios!
Entonces, el tercer loco dice:
- Un momento... ¬°Yo no he enviado a nadie!

Tags: psiqui√°tricos, locos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de matrimonios, buenos

Marido y mujer acuden al psic√≥logo tras 30 a√Īos de matrimonio.
Cuando se les pregunta cu√°l es el problema, la mujer saca una lista larga y detallada de todos los problemas que han tenido durante los 30 a√Īos de matrimonio:
- …poca atención, falta de intimidad, vacío, soledad, no sentirse amada, no sentirse deseada… - La lista es interminable.
Finalmente, el terapeuta se levanta, se acerca a la mujer, le pide que pare y la abraza y besa apasionadamente, mientras que el marido los observa con una ceja m√°s alta que la otra.
La mujer se queda muda y se sienta en la silla medio aturdida..
El terapeuta se dirige al marido y le dice:
- Esto es lo que su esposa necesita al menos 3 veces por semana. ¬ŅPuede usted hacerlo?
El marido se queda meditando unos instantes y responde:
-Bueno, la puedo traer los lunes y los mi√©rcoles, pero los viernes tengo f√ļtbol.

Tags: psicólogos, futbol

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de ancianos, largos, buenos

Un jubilado comenta:
La gente que todavía trabaja me pregunta a menudo que qué hago diariamente, ahora que estoy retirado...
Pues bien, por ejemplo, el otro día fui al centro y entré en Correos a recoger un paquete que me había llegado, sin tardar en la gestión ni cinco minutos.
Cuando salí y llegué al coche que estaba en la puerta, un Policía Local estaba rellenando una multa por estacionamiento prohibido.
Rápidamente me acerqué a él y le dije:
- ¬°Vaya hombre, no he tardado ni cinco minutos...! Dios le recompensar√≠a si hiciera un peque√Īo gesto para con los jubilados...
Me ignoró olímpicamente y continuó llenando la infracción.
La verdad es que me pas√© un poco y le dije que no ten√≠a verg√ľenza. Me mir√≥ fr√≠amente y empez√≥ a llenar otra infracci√≥n alegando que, adem√°s, el veh√≠culo no tra√≠a yo no s√© qu√© calcoman√≠a de la ITV. Entonces levant√© la voz para decirle que me hab√≠a percatado de que estaba tratando con un capullo, y que c√≥mo le hab√≠an dejado entrar en la Polic√≠a...
√Čl acab√≥ con la segunda infracci√≥n, la coloc√≥ debajo del limpiaparabrisas, y empez√≥ con una tercera.
No me achiqué y estuve así durante unos 20 minutos llamándole de todo.
√Čl, a cada insulto, respond√≠a con una nueva infracci√≥n. Con cada infracci√≥n que llenaba, se le dibujaba una sonrisa que reflejaba la satisfacci√≥n de la venganza...
Después de la enésima infracción... le dije:
- Lo siento. Lo tengo que dejar, porque... ¬°Ah√≠ viene mi autob√ļs!
Y es que desde mi jubilación, ensayo cada día cómo divertirme un poco. Es importante hacer algo a mi edad, para no aburrirme.

Tags: abuelos, jubilados, policías, multas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+