XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de sueños

Chiste de matrimonios, buenos

Una mujer un día se levanta por la mañana, despierta a su marido y le dice:
- Cariño, cariño!!!!…. he tenido un sueño maravilloso. He soñado que me regalabas un collar de diamantes y esmeraldas por mi cumpleaños. ¿Tú que crees qué querrá decir?
Y el marido le contesta:
- Pues te tendrás que esperar, lo sabrás el día de tu cumpleaños...
Llega el día del cumpleaños tan deseado por la esposa y el marido llega a casa con un paquete en la mano. La mujer, emocionada y sin poder esperar a que se lo de, se lo quita de las manos, rasga nerviosa el papel, abre rápidamente la caja y encuentra un libro titulado:
"El significado de los sueños."

Tags: sueños, libros

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de largos, buenos

Van dos gitanos por el puente de Triana en Sevilla. Se encuentran de cara a una pareja de Guardias Civiles de los antiguos con dos mostachones grandísimos. Se va uno de los Guardias Civiles para el primer gitano y le espeta:
- Oye tú, ¿cómo te llamas?
- Me llamo Pepe, Pepito, José, Joselito.
Este Guardia Civil ni corto ni perezoso le dice al otro Guardia:
- Dale 4 leches por cada nombre.
La cara del gitano había que verla, parecía el muñeco de MICHELÍN. En ese momento le dice el mismo Guardia Civil al otro gitano:
- Y tú, ¿cómo te llamas?
El pobre gitano con cara de compungido le dice:
- Mie usté, zeñó Guagdia, yo apenas me llamo Antonio.

Tags: gitanos, guardias, policías

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, largos

Un pasajero le toca el hombro al taxista para hacerle una pregunta. El taxista grita, pierde el control del coche, casi choca con un camión, se sube a la acera y se mete en un escaparate haciendo pedazos los vidrios.

Por un momento no se oye nada en el taxi, hasta que el taxista dice:

– Mire amigo, jamás haga eso otra vez! Casi me mata del susto!
El pasajero le pide disculpas y le dice:
– No pensé que se fuer a a asustar tanto si le tocaba el hombro
El taxista le dice:
– Lo que pasa es que es mi primer día de trabajo como taxista
– ¿Y qué hacía antes?
– Fui chófer de carroza funeraria durante 25 años

Tags: taxis, taxistas, coches

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+