XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de taxi

Otros chistes

Chiste de buenos, vascos

Un lechero vasco que se está muriendo en el hospital reúne a sus dos hijos, su hija y su esposa y, rodeado por todos ellos y su enfermera, les reparte su herencia.
Dice a su hijo mayor:
- A ti, Pedro, te dejo las casas del Norte.
- A ti, hijita, te dejo todos los apartamentos de la zona Sur.
- A ti, Carlitos, por ser mi hijo menor, con un gran porvenir, te dejo las oficinas del Centro.
- Y a ti, mi querida esposa, el edificio del Barrio las Cumbres, al Oeste de la ciudad.
La enfermera, impresionada, le dice a la esposa:
-Señora, su esposo es muy rico; les está dejando muchas propiedades.
Y la esposa, sin perder el tiempo le responde:
- ¡Qué rico ni qué ni nada! ¡Esas son las rutas por donde reparte la leche... !

Tags: herencias, famílias, hospitales, enfermeras, leche

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de Jaimito, ancianos

Un dia Jaimito y su abuela se van de paseo. Jaimito vio una botella de agua en el suelo, la coge y le dice su abuela:
- Jaimito suelta eso, las cosas del suelo no se cogen.
Jaimito la soltó y siguieron caminando. De repente Jaimito ve una bolsa de plástico en el suelo la coge y le dice su abuela:
- Jamito las cosas del suelo no se cogen.
Jaimito la soltó y siguieron caminando de repente su abuela se cae. Su abuela le dice:
- Jaimito!!! ayudame que me he caído.
Pero Jaimito le responde:
- No,no las cosas del suelo no se cogen abuela.

Tags: paseos, abuelas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, religión

A fin de relajarse tras su ardua labor de predicar y obrar milagros, Jesús decide tomarse un descanso a orillas del mar de Galilea.
Durante una partida de golf con uno de los apóstoles, se encuentra con que ha de llevar a cabo un golpe complicado; Jesús lo hace mal y la pelota termina en el agua. Así que recurre a su truco habitual: camina sobre las aguas hasta donde está la pelota, se agacha y la recoge. Cuando Jesús intenta repetir el golpe, el apóstol le dice que es muy difícil:
- Sólo alguien como Tiger Woods puede conseguirlo;
Jesús le contesta
- Soy el hijo de Dios, puedo hacer cualquier cosa que haga Tiger Woods!
y repite el golpe. La pelota acaba de nuevo en el agua, de manera que Jesús vuelve a caminar sobre su superficie para recuperarla. En ese momento, pasa por allí un grupo de turistas americanos, y uno de ellos, al observar lo que ocurre, se vuelve hacia el apóstol y le dice:
- Dios mío, ¿quién es ese tipo? ¿Es que se cree Jesús o qué?
A lo que el apóstol le contesta:
- No, se cree Tiger Woods!

Tags: golf, deportes, Jesús

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de animales, largos, buenos

Manuel recibió un loro por su cumpleaños; ya era un loro adulto, con una muy mala actitud y vocabulario. Cada palabra que decía estaba adornada por alguna palabrota, así como siempre de muy mal genio. Manuel trató desde el primer día de corregir la actitud del loro, diciéndole palabras bondadosas y con mucha educación, le ponía música suave y siempre lo trataba con mucho cariño. Llegó un día en que Manuel perdió la paciencia y gritó al loro, el cual se puso más grosero aún, hasta que en un momento de desesperación, Manuel puso al loro en el congelador.
Por un par de minutos aún pudo escuchar los gritos del loro y el revuelo que causaba en el compartimento, hasta que de pronto todo fue silencio. Luego de un rato, Manuel arrepentido y temeroso de haber matado al loro, rápidamente abrió la puerta del congelador. El loro salió y con mucha calma dió un paso al hombro de Manuel y dijo:
- Siento mucho haberte ofendido con mi lenguaje y actitud, te pido mis disculpas y te prometo que en el futuro vigilaré mucho mi comportamiento.
Manuel estaba muy sorprendido del tremendo cambio en la actitud del loro y estaba a punto de preguntarle qué es lo que lo había hecho cambiar de esa manera, cuando el loro continuó:
- Te puedo preguntar, ¿Qué fue lo que hizo el pollo?

Tags: loros, palabras

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de profesiones

Un día el jefe de una estación ferroviaria hablando con uno de los empleados, le pregunta:
- Dígame, ¿usted qué haría si ve que dos trenes van a chocar?
- Avisarles por la radio o con banderas para que cambien de carril - responde muy seguro el empleado.
- Y, ¿si no tuviera ni radio ni banderas? -insistió el jefe.
- Pues, entonces llamaría a mi primo.
- Ajaaaa, ¿su primo sabe del tema?
- No, es que nunca ha visto un choque de trenes.

Tags: trenes, jefes, choques, radios, banderas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+