XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de taxis

Chiste de buenos, largos

Un pasajero le toca el hombro al taxista para hacerle una pregunta. El taxista grita, pierde el control del coche, casi choca con un camión, se sube a la acera y se mete en un escaparate haciendo pedazos los vidrios.

Por un momento no se oye nada en el taxi, hasta que el taxista dice:

– Mire amigo, jamás haga eso otra vez! Casi me mata del susto!
El pasajero le pide disculpas y le dice:
– No pensé que se fuer a a asustar tanto si le tocaba el hombro
El taxista le dice:
– Lo que pasa es que es mi primer día de trabajo como taxista
– ¿Y qué hacía antes?
– Fui chófer de carroza funeraria durante 25 años

Tags: taxis, taxistas, coches

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de buenos, profesiones

Un taxista pincha una rueda en frente a un manicomio. El taxista se dispone a cambiar la rueda, con tan mala suerte que no se da cuenta que las tuercas se le fueron por una alcantarilla de agua, al darse cuenta no sabe que hacer.
A todo esto hay un loco que estaba observando lo que le sucedía al taxista. Entrando en conversación el loco con el taxista, dicen:
- Señor, qué le paso?
- Perdí las tuercas en la alcantarilla, y no se como voy a ajustar la rueda de auxilio.
- Aaaaaah, ya entiendo, por qué no saca una tuerca de cada una de las 3 ruedas y se la pone en la de auxilio.
- Pues tiene usted toda la razón. Muchas Gracias! Le puedo hacer una pregunta?
- Si claro.
- Por qué está encerrado en el manicomio? Es inteligente usted, al darme la idea de las tuercas.
- Bueno... esque yo estoy encerrado por loco, no por estúpido.

Tags: locos, taxis, coches, taxistas

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Otros chistes

Chiste de internacionales, buenos, largos

Tres hombres, un catalán, un vasco y un madrileño, se perdieron en la selva y fueron capturados por unos caníbales.

El rey de los caníbales le dijo a los prisioneros que podían salvar sus vidas si lograban pasar una prueba que contenía dos partes: La primera parte de la prueba, era volver a la selva y conseguir diez unidades de una misma fruta. Entonces cada uno de los tres hombres tomó su camino a la selva para encontrar las frutas. El Vasco regresó y le dijo al rey:

- Me llamo Patxi, yo traje 10 manzanas.

El rey le explicó la segunda parte de la prueba:

- Ahora tienes que meterte por el recto cada una de las frutas. ¡Sin poner ninguna expresión en la cara, o te comemos!

La primera manzana entró, pero con la segunda, el vasco se retorció de dolor, por lo que inmediatamente lo mataron.

El catalán llegó y le mostró al rey diez cerezas. Cuando el rey le explicó la segunda parte de la prueba, el hombre pensó que sería tarea muy fácil, entonces
empezó:
1.. 2.. 3.. 4.. 5.. 6.. 7.. 8.. 9 y justo en la novena cereza, soltó una carcajada y lo mataron.
El vasco y el catalán se encontraron en el cielo, y el vasco le preguntó al otro:
- Oye Pere, ¿y usted porque soltó la carcajada, si ya casi lo había logrado?
A lo que el catalán le contesta:
- No pude evitarlo, es que vi al madrileño, llegando con PIÑAS!

Tags: catalanes, madrileños, vascos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de largos, buenos, verdes, matrimonios, médicos

Un matrimonio de gallegos va al médico, que le receta unos supositorios a la mujer. Al salir, se ponen a hablar entre ellos:
- Oye Manolo, ¿Qué es un supositorio?
- Pues la verdad es que no lo sé.
- Y entonces ¿Cómo los voy a usar?
- Pues no sé. Mira, lo mejor es que entremos otra vez y se lo preguntemos al medico, que debe saberlo.
- No, hombre, no, que se va a enfadar.
- ¡Qué se va a enfadar! Anda, mujer, no seas tímida.
Total, que vuelven a entrar y la mujer le pregunta al médico:
- Esto... ¿nos podría decir cómo se usan los supositorios?
- Sí, claro. Tiene que sacarlos del envoltorio, con un poco de cuidado para que no se rompan, y metérselos por el culo.
- Ves, Manolo, ya te dije que se iba a cabrear.

Tags: doctores, gallegos, supositorios

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+