XUso de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscador de chistes

Chistes de teatro

Otros chistes

Chiste de varios, buenos, largos

Hace mucho tiempo vivió un hombre de mar, el Capitán Bravo. Era muy valiente y jamás mostró temor ante un enemigo. Una vez, navegando los siete mares, el vigía vio que se acercaba un barco pirata, y la tripulación del barco se volvió loca de terror. El capitán Bravo gritó
- Traigan mi camisa roja!!
y llevándola puesta instigó a sus hombres al ataque, y vencieron a los piratas. Unos días más tarde, el vigía vio dos barcos piratas. El capitán pidió nuevamente por su camisa roja, y la victoria volvió a ser suya.
Esa noche, sus hombres le preguntaron por qué pedia la camisa roja antes de entrar en batalla, y el capitán contestó:
- Si soy herido en combate, la camisa roja no deja ver mi sangre, y mis soldados continúan peleando sin miedo.
Todos los hombres quedaron en silencio, maravillados por el coraje de su capitán.
Al amanecer del día siguiente, el vigía vio no uno, no dos sino DIEZ barcos piratas que se acercaban. Toda la tripulación dirigió en silencio sus ojos al capitán, que con voz potente, sin demostrar miedo, gritó:
- Tráingame mis pantalones marrones!

Tags: piratas, barcos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de Jaimito, verdes

Un día Jaimito espió por la rendija de la puerta del cuarto de su hermana y la vio desnuda tocándose y sofocada diciendo ¡Un hombre...!, ¡Un hombre...!.
Al día siguiente vuelve a espiar a su hermana y ve que está haciendo el amor con su novio...
Entonces corre a su cuarto, se desnuda y empieza a tocarse diciendo ¡Quiero una bicicleta...!, ¡Quiero una bicicleta!

Tags: hermanos

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+

Chiste de internacionales, largos, malos

Una pareja de novios argentinos van al cine. Mientras estaban viendo la película, la muchacha comienza a tocar la mano al novio, entonces el novio pregunta:
- Mi amor, mira para la derecha..., ¿hay alguien?..
- No mi amor, no hay nadie....
- Mira para la izquierda, ¿hay alguien?
Ya emocionada la muchacha le dice:
- No mi amor no hay nadie!
- Y atrás ¿hay alguien detrás nuestro?...
- No amorcito! no hay nadie.....
- Adelante ¿hay alguien?...
- No cariño no hay nadie...
- ¡Entonces fuiste vos la que se tiró ese terrible pedo, la concha tuya!

Tags: pedos, cines, enamorados

Comparte o comenta este chiste en Facebook, Twitter o Google+